Pedro Sanchez colocándose la mascarilla en su escaño del Congreso de los Diputados

'Habrá confinamiento domiciliario en zonas de España a finales de noviembre'

En la última reunión del Gobierno para tratar este tema se ha puesto de plazo finales de noviembre para confinar en casa por regiones

En España, aunque las cifras de contagios en global en el territorio se han estabilizado, preocupa y mucho la situación en los hospitales de varias Comunidades Autónomas, que se encuentran al borde del colapso. Es por eso que la posibilidad de un confinamiento domiciliario lleva encima de la mesa unos cuantos días, sobre todo después de que varias regiones lo hayan pedido fervientemente debido a la desesperante situación en las UCI de sus hospitales.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Es el caso de Asturias, por ejemplo, que vive una situación crítica y que tiene la ocupación de sus camas de hospital a un 75 % y las UCI a punto del colapso; allí la mortalidad por coronavirus está aumentando considerablemente, y esta segunda ola se está llevando a más gente por delante que la primera. Es por eso que recientemente, el Presidente de Asturias Adrián Barbón solicitó al Ejecutivo el confinamiento domiciliario de su territorio, petición que en su momento no fue escuchada.

No ha sido la única Comunidad en exigir al Gobierno Central que se ponga en marcha para permitir legalmente un confinamiento domiciliario en las regiones que lo estén pasando peor; Andalucía y Castilla La-Mancha han hecho lo propio, unas súplicas ante las que el Gobierno pidió mantenerse a la espera.

Y es que el Gobierno no quiere hablar en público de un confinamiento domiciliario, por el coste político que un segundo encierro le podría acarrear. Aun con sus reticencias, Moncloa ha empezado a trabajar esta semana barajando ya esta posibilidad; contemplan un confinamiento domiciliario en las regiones en las cuales en un plazo de 2 semanas, la alta ocupación de UCI no se consiga rebajar, para evitar el temible colapso hospitalario.

Las UCI al límite

La incidencia acumulada de contagios se ha estabilizado en los últimos días, y aunque sigue siendo muy elevada, se sitúa entorno a los 470 contagios por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, esta ‘mejora’ no se ha traducido en la presión hospitalaria, que sigue en aumento y en algunos puntos la situación es verdaderamente preocupante; esto se explica como consecuencia de que el virus tarda unas dos semanas en provocar un empeoramiento tal en el paciente que este deba ser ingresado en el hospital, por lo que las cifras de ingresados y muertos actuales aún corresponden a los que se infectaron en el momento álgido de la segunda ola.

Al menos esto es lo que argumenta el Ejecutivo en su estrategia de denegar por el momento el confinamiento domiciliario, pues aseguran que es preferible esperar para ver si las restricciones tomadas hace 3 semanas surten efecto y se traducen también en un descenso de la presión asistencial. 

Sánchez confinará ciertos territorios si no mejoran en 2 semanas

Sin embargo, la última reunión del ‘Comité de Seguimiento del Coronavirus’, celebrada el jueves en Moncloa y presidida por Pedro Sánchez, abordó ahora sí el escenario de avanzar hacia un confinamiento domiciliario, que en todo caso no se aplicaría en todo el territorio nacional como en marzo, sino que solo sería en los territorios que lo necesitaran. 

De momento, y según publica el medio ‘El Confidencial digital’, se ha dado un plazo de «dos o tres semanas»hasta tomar la decisión de confinar en casa y en cualquier caso, será después de evaluar los resultados de las medidas que ya han adoptado las autonomías. El plazo de dos semanas ha sido establecido por Pedro Sánchez porque considera que es el tiempo necesario para comprobar si el descenso de contagios se ha traducido por fin al descenso de ingresos hospitalarios.

Las zonas que podrían necesitar dicho confinamiento y que ahora están en ‘riesgo extremo’ por la presión de sus UCI son: Asturias, Andalucía, Aragón, Navarra, La Rioja, Castilla y León, Castilla La Mancha, Ceuta y Melilla y Murcia.