Imagen de una calle de Córdoba

Los 5 cambios que tendrá Italia en mayo y que pueden llegar también a España

El gobierno italiano prevé alcanzar la normalidad absoluta el 2 de junio a través de un plan con cinco medidas importantes

La paralela evolución de la epidemia de Coronavirus en Italia y en España, y el hecho que en el país transalpino vayan dos semanas por delante hace que les miremos con atención para intentar adivinar cómo será la salida del confinamiento hasta llegar a la normalización. 

En España, el descenso progresivo de contagiados y fallecidos ha inyectado una notable dosis de optimismo en el Gobierno, que se plantea ir levantando las restricciones con prudencia y de forma paulatina. El ejecutivo ya ha advertido que el plan de desescalada será largo y difícil, pero los españoles ya ven la luz al final del túnel y se preguntan cuándo podemos salir.

En Italia, el Gobierno liderado por Giuseppe Conti se muestra impaciente por levantar las medidas de confinamiento  ante el desgaste psicológico de la población, el medio a los disturbios y la necesidad imperiosa de recuperar la economía cuanto antes. Para evitar nuevos brotes de Coronavirus, el gobierno italiano ha diseñado un  plan en cinco pasos con medidas que muy pronto podrían aplicarse también en España.

Se favorecerá el teletrabajo

Según los datos que maneja el gobierno italiano, el país alcanzará la normalidad absoluta el 2 de junio. Hasta entonces, habrá una vuelta paulatina al trabajo pero el ejecutivo quiere  limitar al máximo la asistencia a las oficinas y centros de trabajo, y siempre que se pueda se favorecerá el trabajo desde casa. 

Los que no puedan beneficiarse del teletrabajo  podrán ir a su centro de trabajo pero por turnos, con el objetivo de que se mantenga el mínimo de separación en cada puesto. También habrá limitación de aforo  dentro de tiendas y locales comerciales.

Sólo algunos comercios

Si nos equivocamos, advierte el gobierno, volveremos a empezar de cero. Una de sus grandes preocupaciones son los comercios, que podrán  retomar la actividad de forma escalonada  con prioridad para los sectores que implican un menor riesgo.

Según este criterio, el gobierno italian levantará primero el veto a librerías y papelerías, seguido de la construcción, que podrá volver a la actividad en breve. En cambio,  peluquerías, hoteles y restaurantes tendrán que retrasar un poco más la apertura.

Mascarilla obligatoria

Muchos países en Europa ya están  obligando a los ciudadanos a llevar mascarilla para salir a la calle, y el gobierno de España también contempla esta medida cuyo incumplimiento supondrá una multa de 300 euros

En Italia, el  comité científico que asesora al gobierno estudia la obligatoriedad de mascarillas y guantes de protección para salir a la calle, pero no podrá hacer efectiva la propuesta hasta que se garantice que toda la población tiene acceso al material. Como primer paso, podría ser obligatorio sólo para el personal que trabaja de cara al público.

Viajes limitados

Otra de las medidas del gobierno italiano para volver a la actividad sinriesgo de nuevos contagios  es limitar la movilidad a mayores y enfermos crónicos, de modo que para la población de riesgo los viajes estarían limitados.

Escuelas cerradas

Otro debate es qué hacer con las escuelas. El gobierno es partidario de mantener las escuelas cerradas y dar prioridad a la educación a distancia. Para compensar el tiempo perdido y las dificultades que suponen las  clases por videoconferencia, se plantea también otorgar un aprobado general para que ningún alumno tenga que repetir curso.