El president del govern espanyol, Pedro Sánchez, en un discurs al Congrés el 4 de gener de 2020.

El plan de Pedro Sánchez de ahora hasta junio semana a semana

El Gobierno pondrá el foco en los no inmunizados e impondrá rígidas medidas de higiene

Estricta higiene  y control de los no inmunizados. Sobre estas dos premisas se construye el plan de Pedro Sánchez para una salida escalonada de las medidas de confinamiento, un plan de desescalada que el Gobierno quiere aplicar semana a semana, de aquí hasta junio, para volver a la normalidad sin que haya nuevos brotes de  Coronavirus.

La estrategia de relajación de las medidas de confinamiento ha sido desvelada por el propio  presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia hoy en el Congreso de los Diputados, en la que ha advertido que el camino a la normalidad será largo, duro y progresivo.

El próximo 26 de abril se acaba la  prórroga del estado de alarma, pero aún está lejos la fecha en la que los españoles podrán salir a la calle con normalidad y Pedro Sánchez ha anunciado que ya tiene un equipo trabajando en esta  nueva fase. No ha revelado cuáles serán las medidas concretas, pero sí en qué se basará el plan de desescalada.

En concreto, el presidente ha hablado de unos «marcadores» que semana a semana irán marcando el ritmo de la desescalada siguiendo el criterio de los expertos sanitarios. Cada semana se hará un balance y se aplicarán nuevas medidas para una reapertura gradual  bajo la premisa de ser siempre pasos muy cautelosos.

La normalidad absoluta, ha advertido, solo será posible con la llegada de la vacuna, y ante el panorama largo y duro que viene en las próximas semanas, Sánchez ha pedido precaución y un esfuerzo adicional. El fin del confinamiento total, por lo tanto, se alargará hasta junio.

El gran miedo del ejecutivo ahora es que el levantamiento del confinamiento conlleve repuntes y la curva adquiera forma de «M». Por eso priorizará la higiene  y el control de contagios, y se contemplan medidas como el uso obligatorio de mascarilla  para salir a la calle y métodos tecnológicos de control y detección del coronavirus.

De hecho, la gran prioridad para el Gobierno durante el plan de desescalada serán los no inmunizados y el control para evitar nuevos contagios. La  salida definitiva de la cuarentena, ha dicho, se producirá cuando los no inmunizados estén a salvo de los contagios.

Un gran acuerdo nacional

Durante la sesión, el presidente del Gobierno ha anunciado una segunda línea de avales del ICO (Instituto de Crédito Oficial) de 20.000 millones de euros para garantizar la liquidez de las empresas, tal y como demandaban las entidades financieras. Así, el Estado avala entre el 60% y el 80% del importe de los avales para créditos a autónomos y pymes.

Por otro lado, Sánchez llamó ayer a  Pablo Iglesias  para cerrar la propuesta de los nuevos Pactos de la Moncloa  que pretenden culminar un gran pacto que reúna grupos políticos, agentes sociales y comunidades autónomas para la  reconstrucción económica y social del país. El presidente ha aprovechado el pleno del Congreso para presentar el «Acuerdo Nacional para la Reconstrucción económica y social», y ha anunciado que en los próximos días empezarán a trabajar en el acuerdo.