Cartel con la imagen de las tres niñas del caso Alcasser

Una nueva prueba podría cambiar lo que se sabe del caso Alcàsser

La acusación ha solicitado volver a examinar los dos vehículos implicados en el crimen de Miriam, Toñi y Desirée

Este 2021 se cumplen 29 años desde que tuvo lugar el crimen de las niñas de Alcàsser y todavía no se han conseguido resolver todas las incógnitas sobre los asesinatos de Miriam, Toñi y Desirée.

Han pasado casi 3 décadas desde que tuvo lugar este terrible suceso y ahora una asociación de criminólogos se ha presentado como acusación popular en la causa y ha solicitado que la Guardia Civil vuelva a examinar los dos coches intervenidos en 1994, un Opel Corsa y un Seat Ronda, con «nuevas técnicas de revelado de sangre y fluidos orgánicos». 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La organización ha pedido que los vehículos vuelvan a ser inspeccionados porque consideran que con los avances científicos que hay ahora en las ciencias forenses se podrían sacar nuevas pistas sobre el caso y confirmarse la presencia de las niñas en el turismo usado para el secuestro y el transporte de las menores. 

El objetivo de la solicitud

Según la información que han compartido fuentes jurídicas, la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención ha hecho esta solicitud para afianzar la línea acusatoria contra Antonio Anglés en el hipotético caso de que se dé con su paradero.

No obstante, Félix Ríos Abréu, el perito judicial y presidente de esta organización, se ha negado a hacer declaraciones sobre el escrito que ha redactado y que ha sido notificado a las partes implicadas. 

La asociación ha destacado en su solicitud que no hay evidencias forenses que demuestren que las tres adolescentes estuvieron en el Opel Corsa de Miguel Ricart y han señalado que el resultado de un nuevo análisis del vehículo no quebrantaría los hechos probados de la sentencia. 

Han pasado casi 30 años desde que tuvo lugar el crimen de las niñas de Alcàsser y desde entonces ha habido muchos avances científicos. Por este motivo, la organización ha solicitado ahora «una moderna y exhaustiva» examinación del vehículo por parte de los agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil

El objetivo principal de la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención es revisar crímenes y desapariciones sin resolver y tras acceder al sumario del caso Alcàsser, desde el equipo interdisciplinar forense les asesora se han mostrado totalmente convencidos de que Antonio Anglés participó en los crímenes de las niñas. 

A pesar de que la jueza de Alzira que ha llevado el caso durante los últimos meses ha valorado la posible destrucción del los dos coches implicados en los asesinatos de las niñas, las dos acusaciones se negaron a ello y solicitaron la conservación de ambos turismos. 

El Opel Corsa blanco que usaron para raptar a Miriam, Toñi y Desirée continúa como pieza de convicción en el depósito judicial de vehículos en Cheste. 

Sin pruebas concluyentes

El coche fue inspeccionado el 28 de enero de 1993. Dos agentes especializados en dactiloscopia recogieron entonces más de un centenar de pelos y ocho muestras en el maletero, en los asientos traseros y delanteros, en la palanca de freno de mano, en el tapizado, en las bandejas de las puertas e incluso en los bajos del turismo.

Utilizaron un reactivo químico que recibe el nombre de cianocrilato para revelar huellas y un aspirador para conseguir obtener el mayor número posible de pelos y muestras. 

Sin embargo, y tal y como consta en el sumario del caso, los expertos tan solo pudieron conseguir obtener el ADN de siete de ellos.

Los resultados confirmaron que las muestras coincidían con las del ADN de Miguel Ricart y de Roberto Anglés, pero los análisis solo confirmaron que habían estado en uno de los coches y no fueron relevantes en la investigación ni se pudo comprobar que las tres adolescentes hubieran estado allí.

Razón por la cual ahora la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención ha solicitado que se vuelvan a examinar los vehículos. 

La Guardia Civil, además, descartó que este Anglés hubiera participado en los hechos sangrientos de las niñas y, por lo tanto, nunca fue acusado del asesinato de las niñas.