Olivia y Anna, hermanas de 6 y 1 años desaparecidas en Tenerife

Primer audio de la madre de Anna y Olivia tras los objetos hallados: ' Creo que nada tiene sentido'

Beatriz niega estar derrumbada e insiste en que se siente más positiva que nunca

Beatriz Zimmerman, la madre de las niñas desaparecidas, Anna y Olivia, ha reaparecido para aclarar su estado tras los últimos cambios en la investigación. A pesar de llevar un mes y medio sin ver a sus hijas, se ha mostrado positiva y sigue creyendo que «van a aparecer».

Esta semana, el buque oceanográfico que busca pistas en el fondo del mar encontró dos objetos de Tomás. Eran un edredón y una botella de oxígeno que los investigadores creen que pudo usar para lastrar a las niñas. 

La investigación dio un giro a raíz de esos hallazgos y el buque se ha quedado varios días para encontrar más pistas. La Guardia Civil sigue pensando que Tomás habría matado a las niñas y se habría deshecho de ellas en el mar. Pero su madre no pierde la esperanza de que todo sea un plan del padre para despistar a las autoridades. 

El resto de su familia y amigos, así como los de Tomás, también creen en esta versión. Creen que el padre de las niñas no sería capaz de hacerles daño y que se las ha llevado fuera de España. Puede que a América o a África, donde tiene contactos profesionales.

Tras el hallazgo de los dos objetos, se informó que Beatriz no estaba pasando un buen momento y que incluso no había podido dormir. Para acallar todos estos rumores, la madre de las pequeñas ha enviado un audio donde explica exactamente cómo se encuentra. 

Beatriz envía un audio: «Estoy más positiva que nunca»

Normalmente se ha comunicado siempre a través de cartas. Ya ha enviado varias durante estas seis semanas desde la desaparición de las niñas. Pero para evitar confusiones, ha preferido que esta vez escuchemos su voz. 

«He visto en las noticias que pone que estoy derrumbada, pero no es así. Estoy más positiva que nunca porque creo que todo esto es un escenario. Creo que nada tiene sentido.

Creo que es positivo que hayan encontrado una botella y una sábana porque si hubiese algo más, pues se encontraría por los mismos sitios y si no hay absolutamente nada más, yo lo veo positivo.

Para mí todo esto ha sido un teatro montando igual que el maxi-cosi en el agua… Todo me parecería muy loco… Subir, bajar al barco, bolsas… Bolsas para arriba, bolsas para abajo… Cargar el móvil… Yo creo que si se cometiese una locura de ese calibre, tan loca, tan sumamente loca, sería mucho más rápido y fácil…

Quería decir que después de encontrar esos objetos sigo estando superpositiva, cada día que pasa veo que todo tiene menos sentido. Veo que todo tiene más sentido de que es una fuga, como lo he pensado en todo el momento.

Y lo que es superimportante: Me siento enormemente agradecida, me están dando toda la fuerza porque son increíbles: cómo están compartiendo, cómo está todo el mundo colaborando. Es precioso.

Y eso es lo que me mantiene fuerte y me mantiene esperanzada y cada vez más positiva, porque sé que queda poco para que alguien las reconozca y nos llamen y nos digan que las niñas están de camino, que están bien.

De verdad, quiero agradecer a todo, todo el mundo, todo el empeño y todo el amor que están poniendo, porque les prometo que lo estoy recibiendo de alguna manera, porque lo siento, que todo el mundo me está apoyando, siento que las niñas también lo sienten.

De todo corazón, doy mis gracias, mil gracias y que cuando aparezcan, que van a aparecer, será gracias a ustedes, a todo el apoyo que hemos tenido y a toda esta fuerza junta, que lo vamos a lograr y va a ser algo superbonito.

Gracias, gracias, gracias a todos por todo el amor que están teniendo».