Foto del personaje

Raquel Sánchez Silva pone tierra de por medio para no escuchar nada del asesinato

Raquel Sánchez Silva permanece ajena a todas las informaciones de su ex

Raquel Sánchez Silva permanece ajena a todos los comentarios e informaciones que se han difundido en los últimos días. La justicia italiana concluyó la semana pasada que su marido, Mario Biondo, había sido asesinado.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

De esa manera le daban la razón a la familia del cámara, que estuvo muchos años denunciando el caso al no creerse la versión inicial.

Desde un primer momento, en España se determinó que su muerte se había tratado de un suicidio. No había indicios para pensar en otra opción. Pero la situación ha dado un giro radical, y los padres del italiano, reclaman que se reabra la investigación en nuestro país.

También han solicitado a Sánchez Silva que hable y deje de guardar silencio. Sospechan que sabe más de lo que contó sobre lo ocurrido aquella noche del 30 de mayo de 2013 en su casa. Creen que nunca ha sido clara en sus declaraciones.

Plano corto de Raquel Sánchez Silva con una sonrisa tímida y el pelo recogido
Raquel Sánchez Silva se encuentra de vacaciones con su chico. | Europa Press

Pese a todo eso, la presentadora parece estar con la conciencia muy tranquila. Procura seguir con su vida con total normalidad. Es posible que el dictamen de la justicia italiana le haya hecho retroceder en el tiempo

Son muchos recuerdos los que acumula de aquella etapa. Por suerte, al poco tiempo consiguió rehacer su vida al lado de su chico Matías Dumont, con el que tiene dos hijos en común.

Han pasado casi 9 años desde que ocurriera el fallecimiento de Mario Biondo. Desde el primer instante, la periodista ha tratado de pasar página rápido. Es como si quisiera borrar de un plumazo todo lo que había ocurrido en aquella etapa.

Raquel Sánchez Silva se ha refugiado en los suyos este verano. Se ha desplazado a Mallorca, donde tiene la posibilidad de disfrutar de una de sus grandes pasiones, el deporte y la mar.

En tierras baleares puede practicar buceo con botellas, mientras que su pareja hace lo propio con el windsurf y el kitesurf. "Este año hemos decidido dejar que nos cuiden porque, a veces, esa es la única forma de descansar", apuntaba. Continuaba diciendo que "me han dicho que son las mejores vacaciones familiares y deportivas de Pollença, en Mallorca".

Aseguraba en sus redes sociales que "la verdad es que tenemos las dos cosas que más necesitamos para disfrutar: viento y mar. Viento para el Kite y el Wind, y unas playas impresionantes e inmersiones marinas alucinantes. Y además, la sierra y la montaña", destacaba la presentadora.

Aprovechaba la publicación para acordarse de sus seguidores y desearles "felices vacaciones a todos". En todas las imágenes que publica aparece radiante y con una sonrisa en la boca. El descanso y la desconexión le están ayudando a recargar las pilas.

▶️ VÍDEO del día

Raquel Sánchez Silva se queda sin proyecto

Raquel Sánchez Silva escogió para sus vacaciones un lujoso hotel-spa en la bahía de Pollença, al norte de la isla. Esta instalación dispone de una zona solo para adultos, además de otra más familiar, con villas que tienen un precio de 160 euros por noche.

Recientemente se conocía que la periodista se quedaba sin uno de los proyectos en los que más se había implicado en los últimos tiempos. TVE decidió cancelar Maestros de la costura, el espacio que condujo durante varias temporadas.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo
Mario Biondo apareció muerto en su casa, y Sánchez Silva siempre defendió que se trató de un suicidio. | Europa Press

Pero eso no parece importarle demasiado, como se puede comprobar durante su estancia en la isla. Está disfrutando del buceo en sus aguas, pero también ha aprovechado la ocasión para criticar el estado de nuestros mares.

Raquel Sánchez Silva contó que "muchas veces bajo el mar encuentro la paz y la calma, aunque en estos buceos nuevos advierto más cosas. Temperaturas más altas, mucha más basura. Nuestros mares desfallecen, están agotados", denuncia.