Rafael Nadal en el photocall del acto de la Fundación Rafa Nadal en Madrid el jueves 18 de noviembre de 2021.

Rafa Nadal deja a los suyos helados pese a su gran victoria

Rafa Nadal hace saltar las alarmas tras su épico triunfo en cuartos de final

Rafa Nadal ha vuelto a dejar sin respiración a los suyos después de ganar en cuartos de final de Roland Garros a Novak Djokovic.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El gran triunfo de Nadal ante el número uno llenaba de felicidad al tenista de Manacor. Pero tras acudir a la rueda de prensa tras el choque, el marido de Xisca Perelló dejaba en shock a sus seguidores.

Recordemos que el mallorquín lleva muchos años arrastrando una lesión crónica en el pie que no le deja competir como él quisiera. Y a pesar de eso, Rafa ha podido seguir jugando y ganando títulos, pero parece que su carrera tenística tiene fecha de caducidad.

Durante 2022, han sido varias veces las que ha dejado caer que su carrera estaría llegando a su fin más pronto que tarde.

Rafa Nadal hace saltar todas las alarmas tras su épica victoria

Y es que, tal y como afirmó ayer en rueda de prensa, su pie ya no da para más. Ya no es suficiente el tratamiento de choque que se está realizando con infiltraciones continuas para no sentir dolor mientras disputa sus partidos. 

Rafa Nadal
Rafa Nadal es consciente de que su pie dirá basta más pronto que tarde | GTRES

"Soy muy claro con eso, no tengo que esconder nada a mi edad, tengo lo que tengo en el pie y si no encontramos una solución es difícil para mí. Por el momento, no hemos encontrado una solución. Jugar las semifinales me da mucha energía para mí y ya veremos cómo queda lo de aquí abajo", admitía un preocupado Rafa Nadal

Su siguiente rival será Alexander Zverev en semifinales. Pero ahora mismo lo que necesita es recuperarse físicamente e intentar que su pie le respete para ese partido. 

En el torneo parisino está recibiendo todos los cuidados posibles. Y es que su médico personal, Ángel Ruiz Cotorro, se encuentra con él en la ciudad del Sena. Gracias a esa labor médica está pudiendo jugar infiltrado en varios momentos.

El tenista balear sabe que le queda poco tiempo

Rafa juega casi sin sentir el pie, según ha comentado. "Ya dije en Roma que al tener mi médico aquí me ayuda a hacer cosas. Hablaré de esto cuando acabe el torneo. Hago todo para intentar jugar en las mejores condiciones", ha dicho hace unas horas.

Rafa Nadal sonriente
Rafa Nadal ha sufrido mucho con las lesiones a lo largo de su carrera | GTRES

Más allá de la lesión, Nadal puso en valor haber sacado con creces un partido que se le complicó en el segundo set. "Desde mi perspectiva los tres hemos cumplido nuestros objetivos. Hemos hecho historia porque hemos hecho cosas que no habían pasado antes", ha declarado el balear.

Sobre el apoyo del público francés, Rafa se deshizo en halagos a favor de sus seguidores galos. "Sé que no he ganado nada, son solo los cuartos. Lo único que he hecho es darme una opción de estar en semifinales. Ha sido una noche muy bonita para mí y el objetivo es mantener el nivel de tenis que he tenido hoy", confesaba. 

"He conseguido sacar un nivel que aparentemente no tenía"

"Probablemente saben que no voy a estar aquí muchas más veces. Sentir el apoyo de la gente en este sitio, que es el más especial de mi carrera, es algo increíble. En el día que más lo he necesitado he conseguido sacar un nivel que aparentemente no tenía", ha valorado positivamente.

Rafa Nadal, tras ganar el USA Open, se sometió a un injerto de pelo en 2016
Rafa Nadal se ha sincerado tras ganar a Novak Djokovic | Telecinco

Para finalizar, el español habló del tema de los horarios tras disputar su primer partido en sesión de noche y acabar el mismo bien entrada la madrugada. 

"Es tarde para jugar al tenis, pero no me puedo quejar porque tenemos dos días de descanso. Entiendo la parte del negocio: la televisión paga mucho para tener estos partidos tan tarde, los torneos ganan y los jugadores también", sentenciaba el marido de Xisca Perelló.

▶️ María, la tenista que ha robado el corazón de Carlos Alcaraz