Paula Echevarría junto a su hijo y Miguel Torres

'He perdido las ganas de vivir': preocupación por el estado de Paula Echevarría

La actriz e influencer está inmersa en un estricto régimen para recuperar la forma

Paula Echevarría está viviendo un momento muy dulce tras dar a luz a su segundo hijo. El pequeño Miki ha llegado al mundo de la actriz doce años después de estrenar maternidad con Daniella, la hija que nació fruto de su matrimonio con David Bustamante.

Tras iniciar un idílico romance con Miguel Torres, la influencer y el futbolista dieron un paso más allá relación al convertirse en padres de su primer hijo el pasado 11 de abril.

La llegada del pequeño ha sido una verdadera bendición para la pareja, pero no todos los aspectos de su alumbramiento han sido bien recibidos por Paula Echeverría. Y es que la actriz está exhausta por las secuelas del postparto.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Paula Echevarría revela el duro proceso que está llevando a cabo para recuperarse del postparto

Los seguidores en Instagram de Paula Echevarría han sido testigos de todo el embarazo de la actriz. Como buena influencer, la expareja de David Bustamante ha compartido con sus fans todo el proceso de gestación del bebé y las rutinas de ejercicios y alimentación que ha seguido durante el embarazo para intentar mantener la forma.

Pese a los esfuerzos de la actriz por no descuidarse durante la gestación, resulta imposible detener el cambio físico que se produce de forma natural tanto antes como después del parto.

Paula Echevarría es consciente de que no es el tipo de persona que se queda «como el hueso de una aceituna» tras dar a luz y, por ello, se ha puesto manos a la obra para recuperar su forma física. 

La actriz ha vuelto a retomar sus intensas actividades físicas y a controlar al máximo su dieta, un régimen muy estricto que incluso le ha llegado a dar disgustos emocionales.

«Sin comer nada de carbohidratos y haciendo mucho ejercicio, en una semana he perdido el 49% de las ganas de vivir», señalaba la pareja de Miguel Torres en un stories publicado en su cuenta oficial de Instagram.

Haciendo alarde de su buen sentido del humor, Paula Echevarría ha reconocido que la dieta le está pasando factura a nivel emocional debido a la dureza de renunciar a ciertos alimentos y entrenar largas jornadas en el gimnasio.

«San Ignacio, San Ignacio, que me baje la barriga sin ir al gimnasio», rogaba la influencer en otro stories acompañado de un meme de 'Los Simpson'.

Preocupación por el estado de salud de Paula Echevarría: «He perdido el 49% de las ganas de vivir»

Paula Echevarría siempre ha mostrado su preocupación por las secuelas del parto en tono de humor. «Si el bebé ya está fuera, ¿Qué hay ahí dentro aún? ¿Será la felicidad que ocupa lugar?» le preguntaba a sus seguidores tras dar a luz.

No cabe duda de que la actriz se muestra radiante y feliz en esta nueva etapa de su vida, por lo que su salud emocional no es una preocupación para sus seguidores.

Sin embargo, su estricto régimen alimenticio si es objeto de preocupación para sus fans, ya que este tipo de dietas que eliminan por completo el consumo de carbohidratos sirven para perder peso rápidamente, pero son perjudiciales para el organismo.

«No son buenas porque no serían dietas equilibradas que a la larga se puedan ir manteniendo. En una dieta tiene que haber de todo, ya que las dietas que son demasiado restrictivas pueden provocar a la larga un efecto rebote», señala la doctora Mar Mira, de la clínica Mira+ Cueto, a la revista Harper Bazaar'. 

Los carbohidratos constituyen la principal fuente de energía y eliminarlos de la dieta provoca un desequilibrio alimenticio que puede tener consecuencias negativas para el organismo. Este tipo de dietas tan agresivas se han hecho populares por su rapidez y eficacia, pero los efectos perjudiciales podrían ser mayores que los beneficios.