Primer plano de Pilar Rubio con fondo blanco neutro

Pilar Rubio quiere cambiar de trabajo entre los rumores que hace las maletas

La mujer de Sergio Ramos quiere probar suerte en el mundo del arte

Pilar Rubio se atreve con todo. Es habitual ver a la mujer de Sergio Ramos salir airosa de todos los desafíos que realiza en ‘El Hormiguero’. Ahora, ha querido ir un paso más allá y probar un nuevo reto en su vida cotidiana, aumentar sus conocimientos sobre el mundo de los tatuajes.

No es un secreto que Pilar Rubio es una gran aficionada a los dibujos en la piel. La colaboradora del programa que conduce Pablo Motos hasta se ha grabado en el cuerpo los nombres de todos sus hijos. El último ha sido el de su recién nacido Máximo Adriano, en el que ha utilizado la tipografía de Iron Maiden. Así lo desvelaba la propia protagonista el pasado domingo a través de sus redes sociales.

Nuevo desafío

Al hilo de ello, Pilar Rubio también se animó a contar su próximo reto personal que está muy ligado a este mundo del arte. La madrileña se ha apuntado a un curso para aprender a tatuar.«Mi idea es adentrarme en el mundo del tattoo y aprender a hacerlos», comentó la colaboradora televisiva en un video en directo en Instagram junto a Rodrigo Gálvez, el tatuador de confianza de ella y su marido, el futbolista Sergio Ramos.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pilar Rubio se ha apuntado al curso ‘online’ de la escuela virtual InkBroSchool, titulado 'Conviértete en un Profesional del Tatuaje', impartido por su propio tatuador. 

Según explican en su página web, este curso está pensado para principiantes o autodidactas que necesiten recordar conceptos. Con una duración de 240 horas, que se pueden cursar a lo largo de tres meses con libertad de horario, tiene un coste de 699 euros, que ahora ha sido rebajado a 399.

En cuanto a programación, este curso consta de nueve unidades didácticas, impartidas a través de vídeos donde se muestran todos los detalles y trucos para conseguir un buen manejo de la técnica para tatuar.

La colaboradora de ‘El Hormiguero’ aprenderá los conceptos de este arte, cuáles son los materiales que se necesitan y cómo usarlos, los tipos de máquinas que se utilizan y las fuentes de alimentación entre otros asuntos.

Cada lección cuenta con una evaluación práctica que será calificada. Por lo que ningún alumno podrá avanzar al siguiente módulo del curso hasta no ser reconocido como apto. Para llevar a cabo cada una de estas evaluaciones los aprendices contarán con materiales exclusivos y referencias para aplicar en su día a día.

A pesar de que es un curso online, tanto Pilar Rubio como el resto de los interesados recibirán la supervisión de Rodrigo Gálvez, quien junto a su equipo de confianza también corregirá más de 40 prácticas que, de acuerdo con el propio tatuador, son bastante exigentes.

Su marido, el primero

Una vez que la colaboradora televisiva tenga los conocimientos suficientes sobre el curso al que se ha apuntado podrá tatuar en diferentes superficies: fruta, piel sintética, piel de cerdo y hasta piel real. En esto último parece que su conejillo de indias va a ser su propio marido. Y es que el futbolista también es una amante de los tatuajes y seguro que se deja grabar la piel por su chica.

La mujer de Sergio Ramos se lo ha tomado muy en serio. Tanto es así que recibió de manos de su profesor un kit que le ayudará en sus comienzos, valorado en casi 550 euros.

Además, la madrileña cree que este aprendizaje como tatuadora también puede servirle para hacer un buen reto en ‘El Hormiguero’, según contó durante el directo junto a su tatuador en Instagram. Quién sabe si éste será el último. Y es que hay rumores de que Pilar Rubio y su familia podrían marcharse fuera de España si Sergio Ramos decide dejar su actual club y probar suerte en otro lado.

Mientras tanto la colaboradora del programa que presenta Pablo Motos ni confirma ni desmiente estas informaciones, solo piensa en el próximo tatuaje que se hará en la espalda en un futuro no muy lejano.