Ortega Cano con gafas de sol, primer plano

Ortega Cano muestra a sus hijos el contrato que puede arruinarles en pocos meses

José Ortega Cano, preocupado por sus ahorros

José Ortega Cano sigue en el punto de mira de los medios de comunicación. Los rumores sobre una posible ruptura del matrimonio compuesto por el torero y Ana María Aldón suenan cada vez con más fuerza. Llevan varios meses distanciados y todo hace indicar que esta crisis acabará por separarles de manera definitiva.

Sorprende mucho que ninguna de las dos partes se decida a dar el paso y confirme la noticia. Pero detrás de esta postura de guardar silencio se escondería un motivo de peso. Habría un contrato matrimonial que dejaría al descubierto muchas de las mentiras vertidas durante estos años, según Avilés.

José Ortega Cano y su esposa se habrían casado en separación de bienes, como recoge dicho documento. Estas capitulaciones se firmaron cuando contrajeron matrimonio en septiembre de 2018. Sin embargo, no se llegaron a registrar hasta el 21 de enero del año pasado.

Esta fecha elegida no fue por casualidad. Fue justo un mes después de que la mujer de José Ortega Cano se estrenase en televisión. Por lo tanto, hasta que se produce el registro, el régimen que se aplica en caso de divorcio es el de bienes gananciales.

Se trata del régimen por defecto en caso de que no se diga lo contrario. En vista de esto, la gran beneficiada sería la mujer de José Ortega Cano. En el acuerdo alcanzado por la pareja también se incluyen una serie de cláusulas a tener en cuenta.

Imagen de José Ortega Cano paseando por Chipiona
José Ortega Cano ha estado todas las vacaciones sin su mujer | Gtres

Se contemplan una serie de condiciones para explicar cómo sería la ruptura en caso de que José Ortega Cano y Aldón decidiesen poner el punto y final. De optar por separarse, si uno de ellos decide hacerlo público, la otra parte debe respetarlo.

En caso de confirmar la separación, el que se fuera de la lengua debería indemnizar a la parte contraria con una importante cifra. Esta cláusula explicaría de alguna manera el comportamiento de la diseñadora. Evita dar el paso para no tener que desembolsar tanto dinero.

José Ortega Cano, por su parte, trata de hacer ver que todo marcha de maravilla. Aunque sabe que eso no es cierto, ya que su esposa se encarga de confirmar la crisis en todas sus intervenciones televisivas. Él evita pronunciarse sobre el tema cuando se interesan por el estado de la pareja.

En el entorno del diestro existe la sensación de que la diseñadora desea gritar a los cuatro vientos que es una mujer libre, sin ataduras. Le gustaría confirmar de una vez por todas que se separan, pero hay algo que se lo impide. Sobre la mesa ya tendría alguna oferta muy importante en lo económico para adelantar la ruptura, pero de momento no le compensa.

Foto de Ana María Aldón y José Ortega Cano caminando por la calle junto a su hijo José María
Ana María Aldón ya ha confirmado que le pondrá las cosas sencillas a José Ortega Cano pensando en el hijo que tienen | Europa Press

Tendría que asumir una penalización muy elevada por hablar sobre su divorcio, y no le merece la pena hacerlo. La intención de José Ortega Cano y Ana María Aldón es que el niño que tienen en común sufra lo menos posible.

José Ortega Cano no perdió el tiempo

José Ortega Cano desea tenerlo todo bien atado antes de que se produzca la posible disolución del matrimonio. Durante las últimas semanas se especuló con que hubiera puesto su casa a nombre de Gloria Camila, además de realizar varias visitas al notario. Todo esto hizo saltar las alarmas.

Su todavía esposa continúa hablando de la relación con total sinceridad: "No voy a maquillar las cosas. Es cierto que estamos atravesando esto y lo hacemos de la mejor manera posible", señalaba. Aclaraba que en todo momento pensaría en el bienestar de su hijo.

▶️ VÍDEO del día

Ella no se esconde y habla con mucha claridad. Sin embargo, hay la impresión de que se guarda algún as bajo la manga. Sabe muchas cosas, pero opta por no profundizar en el tema.

Ortega Cano parecía dispuesto a luchar por Ana María Aldón. Sigue queriendo a su mujer, pero entre ellos ya no hay contacto desde hace algo más de un mes.