Rocío Flores con el foco delante en un selfie para sus queridos fans

El antes y después de Rocío Flores tras ponerse ácido en la cara: vaya despropósito

La imagen de la tertuliana televisiva ha cambiado mucho en los últimos años

Rocío Flores está irreconocible. El físico de la primogénita de Antonio David Flores poco tiene que ver con el de hace unos años. La nieta de Rocío Jurado es una asidua a las clínicas estéticas y centros de belleza y eso se nota.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Su imagen es fundamental para su trabajo

Desde que se convirtió en un personaje público de pleno derecho, Rocío Flores ha centrado gran parte de su vida en las redes sociales. La joven es una de las influencers más conocidas de nuestro país y eso supone estar perfecta constantemente.

A sus 25 años, la hija mayor de Antonio David Flores ha recurrido en numerosas ocasiones a tratamientos estéticos para verse mejor. Además, ha compartido en sus redes sociales los procedimientos a los que se ha sometido sin ningún tipo de reparo.

 

El último de ellos ha llamado bastante la atención. Para darle un aire más fresco a su rostro, la novia de Manuel Bedmar ha optado por un retoque nasal, labial y en la zona de la frente.

Al parecer, a la nieta de Pedro Carrasco no le terminaban de convencer las pequeñas arrugas de su frente, el tamaño de sus labios y la forma de su nariz. Para que todos sus seguidores puedan ver cómo ha sido su paso por quirófano, la clínica ha compartido el proceso en Instagram.

Una vez más, la novia de Manuel Bedmar ha recurrido a su clínica madrileña de confianza. Allí le han inyectado ácido hialurónico en los labios para aumentar su volumen y darles una hidratación extra. En la nariz, el procedimiento ha sido el mismo, pero esta vez para eliminar un bulto que tenía en su parte central y dejarla así más recta.

Para tratar las arrugas de la frente, a pesar de su corta edad, a la sobrina de Gloria Camila le han pinchado bótox. De esta forma su cara luce más lisa.

Estos tres cambios en el rostro de la joven no son aptos para cualquier bolsillo. No obstante, todo apunta a que al hacer publicidad de la clínica en sus redes sociales podrían haberle hecho un buen descuento o, incluso, le habría salido totalmente gratis.

Sus cambios más notorios

A estos recientes retoques de la pareja de Manuel Bedmar hay que sumar todos los que se ha hecho tiempo atrás, que no son pocos.

La colaboradora de Telecinco comenzó con pequeñas cosas: extensiones de pestañas, uñas de gel o micropigmentación en las cejas. No obstante, sus cambios físicos fueron a más poco a poco.

Al parecer la joven está muy centrada en su cara, la zona que más se ve de ella ante las cámaras. Por eso, para destacar sus puntos favorables y suavizar los defectos, la joven se sometió a un tratamiento de armonización facial. También pasó por un procedimiento de láser con el que le eliminaron el acné y le dieron luz y vitalidad a su rostro.

Montaje con Rocío Flores antes y después
El antes y el después de Rocío Flores | LND

Pero si hay algo que modificó su cara notablemente fue la operación a la que se sometió a comienzos de año: una bichectomía. Rocío Flores fue intervenida para eliminar las bolas de Bichat de su rostro, quedándose así más estilizado.

Sus dientes también le preocupaban y optó por elegir una ortodoncia invisible para corregirlos y poder presumir así de sonrisa.

 

Además, es una habitual de los masajes, especialmente de los que se hacen con maderoterapia. La hermana mayor de David Flores recurre a ella para reducir los niveles de estrés, aliviar los dolores musculares y articulares y reorganizar la grasa del cuerpo.

Está claro que la hija mayor de Antonio David y Rociíto tiene mucho interés en estar perfecta ahora. Por eso invierte mucho de su tiempo en cuidar hasta el más mínimo detalle de su físico. Y es que nada queda ya de aquella joven tímida que defendía a su padre en GH VIP sin importarle demasiado su imagen.

EL VÍDEO DEL DÍA: