Miguel Bosé

Miguel Bosé se rompe al recordar una escena con su padre: 'Me fui a por él a puñetazos'

El cantante español se abrió en canal este domingo en 'Lo de Évole'

Miguel Bosé se abrió en canal este domingo en 'Lo de Évole' en 'La Sexta. El cantante español habló de su adicción a las drogas durante 20 años de su vida, además de relatar otros episodios claves como su relación con Nacho Palau, de la que tanto se ha hablado en los últimos tiempos.

Bosé también se refirió a la relación que mantuvo con su padre, Luis Miguel Dominguín, afirmando que este le quería muchísimo, «pero tuvimos muchos desencuentros y encuentros porque somos de carácter muy iguales. La torería no es solo una profesión, es una actitud ante la vida. La chulería es otra cosa, arrogante y desagradable. No es eso. La torería es una actitud ante la vida, de torearla, de tomar riesgos…», ha explicado durante la entrevista de ayer con Jordi Évole.

Además, el veterano cantante ha querido dejar claro en la entrevista de este domingo que su padre «no era machista, era mujeriego. Había unas reglas de la época que eran machistas, pero él no lo era como actitud», ha afirmado en 'La Sexta'.

«Me fui a por mi padre a darle puñetazos y me fui caminando solo» 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Sobre los roces que tuvo con él, Miguel ha dicho que hubo muchos y especialmente uno relativo a su infancia que no olvida y por el que ha estado a punto de romperse en plena entrevista: «Hubo un momento que me forzó a cazar. Le disparé a una cierva. Para llevarte los animales a casa los destripas, los degüellas, te quedas con la casquería. En el momento de rajar sale un vaho caliente», proseguía.

«Reaccioné muy mal. Me fui a por mi padre a darle puñetazos y me fui caminando solo. Me gritaba que subiese al coche. Me llamaba cobarde. Se dio cuenta de que no iba a ser fácil conmigo. Esa noche vino a mi cuarto, entreabrió la puerta. Intuí que quería pedirme perdón, pero él no estaba acostumbrado a eso. No voy a volver a cazar nunca más», le dijo Bosé a su padre.

Por último, acerca de su padre también ha confesado que era un ligón y que gustaba mucho a algunas grandes estrellas mundiales. Además, Bosé ha reconocido que «a Franco se le caía la baba con mi padre. Le llamaba mi niño. En la época de Franco la clase pudiente era muy pudiente y tenían a sus mascotas, gente a la que admiraban: cantantes, artistas, toreros…», ha remarcado.

Miguel Bosé niega que su madre muriera de coronavirus

Por otro lado, Miguel Bosé no ha querido dejar pasar hablar sobre la muerte de su madre cuando Jordi Évole le ha preguntado por su figura como artista. Siempre se ha dicho que Lucía Bosé falleció por Covid, algo que ha negado de forma tajante el cantante español. «Me despedí de ella por teléfono antes de que muriera. Nunca pensé que la iba a perder. Era el principio de los protocolos absurdos de la OMS por la pandemia. Mi madre no tenía coronavirus ni se murió de covid. Eso tiene que parar ya. Murió de otra historia que no quiero hablar aquí porque sería interminable y sería peligroso para las personas que cuidaron de ella. A mi madre se la sedó. Sabemos que está en un lugar fantástico lejos de esta farsa, de estos asesinos, criminales. Si estuviera viva estaría involucrada y estaría plantándole cara a esta farsa».

Además de perder a su madre, Miguel también ha sufrido la muerte de su sobrina Bimba Bosé: «Todas las mujeres de mi familia pierden en vida a un hijo. Todas», ha dicho, resignándose a que «es ley. Eso está programado, es universo», ha sentenciado.