Marta Peñate plano medio

Marta Peñate, obligada a tomar una drástica decisión que afecta al bebé

Marta Peñate preocupa a sus seguidores tras desvelar un serio problema de salud

Marta Peñate quiere cumplir un sueño y hará todo lo posible para que se haga realidad.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

La concursante, que ha ganado protagonismo después de rayar a gran altura en Supervivientes, donde quedó segunda, quiere centrarse en su vida actual.

La joven mantiene una relación sólida con Tony Spina y los planes de la canaria están claramente definidos. Eso sí, ha habido ciertos inconvenientes que intentará subsanar para poder convertirse madre junto al ex de Makoke.

Si sus intenciones salen bien, su primer hijo llegará al mundo dentro de unos meses. En apenas unas semanas, la polémica superviviente se someterá a un tratamiento in vitro para poder tener a su retoño.

Marta Peñate no esconde la dificultad sobre el deseado hijo

Y es que la exconcursante de la isla de las tentaciones no podrá quedarse embarazada de forma natural por una razón qué tiene que ver con su salud. La exsuperviviente lo ha desvelado hace unas horas, y es que tiene dificultades en los riñones y una condición uterina (tiene el útero retrovertido) que hace complicado tener a su hijo.

"Yo solo tengo un riñón y los problemas nefrológicos van acompañados de problemas uterinos. Tengo retroversión tricorne. Tengo de una cantidad de cosas. Hay de todo", ha contado en Sálvame esta misma semana.

Marta Peñate
Marta Peñate quiere centrarse en ser mamá tras su vuelta de 'Supervivientes'  | Mediaset

"Tengo ilusión y como tengo que hacerme muchas pruebas y muchas cosas, no quiero retrasarlo mucho. Mi miedo es que se retrase", ha explicado la exsuperviviente, que saltó a la fama en La isla de las tentaciones.

Lo que la pareja tiene claro es que desean ser padres. Tras descansar en verano de una dura experiencia en los Cayos Cochinos, la joven se someterá al citado tratamiento de fecundación.

Marta Peñate tiene una dificultad, pero nadie le va a frenar en su objetivo

Actualmente, Marta Peñate tiene todos los sentidos puestos en el tratamiento que deberá acometer para poder quedarse embarazada aunque tenga el útero retroverso.

Nos referimos a un útero invertido, retroinvertido o en retroversión cuando este se inclina y descansa hacia el recto y la columna vertebral. Esto quiere decir que la parte inferior del útero va hacia atrás y no en dirección al abdomen y la vejiga, como es normal en el útero en anteversión.

Foto de la pareja
Marta Peñate y Tony Spina se comprometieron hace unos meses | Mtmad

Hablamos de una alteración en la posición del útero que no se relaciona con la fertilidad. Eso sí, puede derivar en algunos contratiempos para tener hijos si hay otras dolencias. Por ejemplo, señalamos la enfermedad inflamatoria pélvica o la endometriosis.

Marta Peñate y Tony Spina, mejor que nunca como pareja

Marta Peñate ha estado en Sálvame con una falsa tripa de embarazada y postrada en una camilla. Así, ha dado detalles sobre su futura boda con Tony Spina, que en este caso se aplazaran por un tiempo. "Para mi familia es un poco pecado, no me voy a casar antes, mi familia para eso es un poco anticuada y yo no quiero casarme primero. Quiero tener un hijo".

Hay que recordar que la exsuperviviente y Tony Spina se comprometieron allá por noviembre de 2021. "Estoy muy emocionada, por eso me ven con esta cara", desvelaba la joven en su momento.

"Él no quiere salir porque es un cobarde y un vergonzoso, pero lo voy a enseñar, es un anillo de compromiso. Me queda genial". Así, su novio le regaló un bonito anillo de pedida con el que quedaba fuera de dudas que su relación iba viento en popa.

▶️ VÍDEO del día

Con todo, a los pocos meses de empezar su historia de amor, ambos se fueron a vivir juntos a un gran piso próximo al Paseo de la Castellana. "Lo mejor que me ha pasado en la vida ha tardado 30 años en llegar, que eres tú". Así se expresaba este martes Marta Peñate al contarle a toda España sus intenciones en boda con su novio televisivo.