María Patiño en la presentación de la colección de retratos de Javier Mariscal para 'Sálvame' en 2016

María Patiño, señalada por lo que hizo con un intento de suicidio de una famosa

Patiño se vio obligada a pedir disculpas

María Patiño volvió a recibir las críticas de los espectadores por lo ocurrido este domingo en Socialité. Durante el programa abordaron sin ningún tipo de reparo el intento de suicidio de una presunta famosa. Dicho personaje se habría puesto en contacto con ellos amenazando con quitarse la vida si no la ayudaban.

Una de las redactoras del espacio, Miriam Muñoz, aparecía hablando por teléfono con la citada celebridad. "Entiendo que estás fatal, pero, por favor, no hagas ninguna locura. Estate muy tranquila, vamos a intentar ayudarte en todo lo que podamos", señalaba.

Todo esto mientras Patiño seguía con mucha atención la conversación desde el plató. Durante todo el programa se mantuvo en secreto el nombre de esa mujer. "Mi compañera Miriam está hablando con alguien muy conocido que nos está pidiendo ayuda", apuntaba.

Advertía a los espectadores que "todos ustedes saben quién es". Añadía que "lo está pasando fatal. Piensa en cosas terribles y vamos a intentar ayudarla porque se me echa a llorar y no puede ni hablar".

Trataron durante un buen rato un asunto tan delicado como es el suicidio. Las conexiones eran constantes entre el plató y la redacción, donde se encontraba su compañera tratando de calmar a la famosa.

María Patiño
María Patiño, durante la conexión con la redactora que hablaba con la presunta famosa. | Mediaset

"Que se tranquilice, que es un tema muy serio con el que no se puede jugar. Aquí me voy a quedar, no se puede jugar con este tipo de historias", apuntaba preocupaba la periodista. 

Recordaba a la audiencia que "estamos aquí para ayudarle, pero que tenga prudencia a la hora de hablar de determinadas cosas. Estamos en un programa que ve mucha gente y es un tema serio y muy grave", subrayaba.

María Patiño escuchaba con interés todo lo que le decía su compañera. "Esta persona estaba muy, muy nerviosa. Es verdad que ha empezado a decir un montón de cosas y yo no he sabido cómo reaccionar muy bien", destacaba.

Con el paso de los minutos consiguió que "esta persona, muy famosa", se tranquilizara. Aclaró que estaba atravesando por una situación "muy delicada" y "nos pide que la ayudemos", dijo Miriam.

La presentadora quiso darle un enfoque serio al asunto, pero las redes sociales estallaron. Criticaron que se cebara durante el espacio una información asociada con el suicidio.

"La frivolidad de Telecinco se supera cada día. En España hay unos 80 000 intentos de suicidio. Estos cafres de Mediaset buscan ganar audiencia con el cebo de un supuesto famoso que llama para quitarse la vida", escribió un tuitero.

Otra seguidora calificó de "repugnante" lo vivido. "Utilizan el suicidio para un cebo, diciendo que una famosa ha llamado al programa para quitarse la vida. Tras 45 minutos dicen que no lo van a emitir y piden disculpas para que no les cierren".

María Patiño mostró su arrepentimiento

Maria Patiño, antes de despedir el espacio, quiso pedir disculpas a la audiencia. "No quiero jugar con esta situación de nervios, insisto, con determinadas situaciones que por desgracia se viven. Pido disculpas desde aquí, en nombre de todo el equipo", indicó.

En su opinión, "una cosa es que alguien esté pasando un mal momento y otra que se juegue con la intención de poder hacer algo. Y, como no somos partidarios de jugar con este tipo de cuestiones, vuelvo a pedir disculpas".

Maria Patiño con rostro serio
La presentadora recibe críticas constantes por el contenido de su programa. | Europa Press

Lo achacaba todo al directo. Añadía que se trataban de situaciones que "a veces no saben cómo gestionarse, pero vamos a dejarlo. Es una persona que está pasando una situación delicada y ahí se va a quedar".

Patiño, consciente del enorme revuelo provocado, incidía en que "no quiero ir más allá, porque no existe más allá. Perdón, ha sido una mala gestión del directo", concluía.

▶️ El trauma familiar que le cambió la vida a Dani Martin