Kiko Rivera mirando el móbil por la calle con su mujer Irene Rosales al lado

Kiko Rivera podría estar equivocado: el abogado de Paquirri desmonta toda la versión

El hijo de Isabel Pantoja señaló directamente a Ramón Calderón

La herencia de Paquirri está siendo uno de los temas del momento. Lo curioso del caso es que se han reabierto todas las especulaciones sobre donde han ido a parar sus bienes ahora, más de 30 años después de su fallecimiento.

Telecinco está haciendo un especial seguimiento a todo lo que incumbe a Isabel Pantoja y a la herencia del que para muchos ha sido el mejor torero de la historia. Paquirri a lo largo de su vida consiguió una gran cantidad de dinero, que al parecer se ha quedado Isabel Pantoja, así como los trajes.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El caso se ha vuelto a ‘reabrir’ tras el estallido de Kiko Rivera. El hijo de Isabel Pantoja se encontró en una habitación de Cantora varios objetos personales y trajes de su padre, algo que su madre había denunciado por robo.

La herencia de Paquirri está en el punto de mira

Ha sido este el suceso que ha hecho estallar a Kiko Rivera. El DJ apareció en el programa especial llamado ‘Cantora, la herencia envenenada’ para mostrar varios documentos en los que se demuestra como su madre ha cometido muchas irregularidades en las propiedades que su difunto marido había dejado en herencia. «Mi padre me dejó Cantora para mí y mi madre me la ha quitado», confesó ante la atenta mirada de todos los colaboradores presentes en el plató.

Kiko Rivera acusó a varias personas, pero en concreto se cebó con una, el señor Ramón Calderón, el que muchos recordarán como ex presidente del Real Madrid. El DJ llamó sinvergüenza y ladrón al abogado.

Al parecer Ramón Calderón estuvo laboralmente muy vinculado con Isabel Pantoja, con la que según Kiko Rivera habría realizado varias artimañas judiciales. El DJ cree que detrás de todas las irregularidades en las propiedades de Paquirri se encuentra el abogado.

Ramón Calderón ha negado por activa y por pasiva este hecho y ha pedido expresamente no formar parte del ‘circo’ que se ha montado. El abogado ha confesado que hace más de 30 años que no habla con Isabel Pantoja.

«Mi función como defensor judicial del hijo de Isabel Pantoja acabó, como terminó la de Antonio Ordóñez, con la partición de la herencia, en el año 1987. Además de que así lo establece la ley, Paco dejó dispuesto en el testamento que los bienes de sus tres hijos, una vez adjudicados y hasta su mayoría de edad, fueran administrados por Ramón Vila, Fernando Morán y Antonio Escámez», ha detallado Ramón Calderón según recoge ‘El Mundo’.

De esta forma el abogado habría dejado de formar parte de este entramado en el 1987. Desde entonces Ramón Calderón ya no tiene nada que ver ni con los Pantoja ni con los Rivera. «Además he puesto a disposición de los medios el acta de mi cese como secretario-no consejero, firmada ante notario en 1988, de Pantomar S.L.», ha expresado Calderón tal y como refleja el citado medio.

Ramón Calderón desmiente las acusaciones de Kiko Rivera

Precisamente Kiko Rivera acusó de ciertas irregularidades a Pantomar S.L, algo de lo que Ramón Calderón ya se ha desmarcado. De esta forma el abogado ha añadido que es totalmente imposible que él hubiese robado algo, ya que según Kiko, le estafaron en 1992, año en el que el abogado ya no tenía nada que ver con la familia.

Kiko Rivera afirmó en el primer programa de ‘Cantora, la herencia envenenada’ que Isabel Pantoja, Agustín Pantoja y Ramón Calderón se habían quedado en 1992 con el patrimonio de Paquirri, algo que acaba de desmentir categóricamente Ramón Calderón. «Solo ejercí como asesor un par de años. Hace 32 años que no veo ni hablo con Isabel Pantoja», ha zanjado el abogado según ha mostrado ‘El Mundo’.

El ex presidente del Real Madrid ya entró en directo en ‘Sálvame’ para defenderse y desmentir todo lo que Kiko Rivera dijo en directo. Calderón además pidió que se dejase de pronunciar su nombre, ya que él no tiene nada que ver con esto y no quiere que su imagen se dañe.