Kiko Matamoros

Kiko Matamoros desvela qué hace realmente con sus adicciones en 'Supervivientes'

Kiko Matamoros se ha 'abierto en canal' con los espectadores del reality

Kiko Matamoros se ha convertido en uno de los favoritos para ganar Supervivientes.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Un reality que le ha hecho cambiar de forma notable a nivel físico, pero también desde un punto de vista mental. Tanto es así que parece que su adicción a la cocaína ya es cosa del pasado.

Y de este adiós a las drogas ha dado consabida cuenta ahora en el programa. Ha explicado de forma sincera en qué punto se encuentra en relación a estas.

Kiko Matamoros habla de su adicción a la cocaína

El colaborador de Sálvame se enfrentó anoche a una de las pruebas 'míticas' de Supervivientes: el puente de las emociones. Y esto lo llevó a abrirse por completo a nivel emocional tras abordar cuestiones tales como el perdón, la culpa, la vergüenza y la muerte. Un término este último que le hizo referirse al consumo de drogas que reconoció hace tiempo en un plató.

Sobre este asunto reconoció que “he jugado con la muerte, he jugado a la ruleta rusa porque he entendido la vida como una aventura. He jugado al límite y la gente sabe que he sido 50 años adicto a una sustancia, a la cocaína concretamente”.

En este momento, se sinceró con los espectadores y les ha contado en qué punto se encuentra con dicho problema de salud. Afirmó: “Quiero que la gente sepa que estoy en fase de recuperación. Exactamente, la inicié un mes y medio antes de venir al concurso”.

Foto de Kiko Matamoros
Kiko Matamoros ha explicado que antes de entrar a 'Supervivientes' empezó un tratamiento contra su adicción | Europa Press

Y es que confesó que tomó la decisión de poner punto y final a dicha adicción, entre otras cosas, porque “tenía la mucosa casi necrosada. La droga es posible que no te mate tan violentamente como se dice, pero mata y hace mucho daño”.

Acto seguido, no dudó en dejar de manifiesto que estaba muy orgulloso de esta determinación que había tomado. Y también de los avances y mejoras que estaba logrando en este sentido: “Afortunadamente, estoy siguiendo un tratamiento. Ya no ronco, puedo respirar y he recuperado el tejido mucoso, porque ya no me entraba el aire por la nariz, un desastre”.

Además, expuso que “también he sido fumador de tres paquetes diarios durante 40 años. O sea, que no sé si demandar a la tabacalera porque dicen que el tabaco produce cáncer y a mí de momento no. Es broma eh”.

Kiko expone qué espera ahora de la vida

Visiblemente emocionado dijo: “Sé que obviamente no me queda mucha vida, porque tengo 65 años, pero la que me queda de aquí en adelante sí sé con quién quiero vivirla y cómo. Quiero disfrutar fundamentalmente de mis hijos, de mis nietos y de mi pareja, a la que adoro”.

“Ojalá pudiera tener más descendencia y el tiempo que me quede ser un mejor ejemplo como padre y como ser humano. La verdad es que llega un momento en el que solo me interesa el arte y la belleza y ahí entra todo”.

Kiko Matamoros, más sincero que nunca

El padre de Laura Matamoros no solo habló de su adicción a las drogas, también se refirió a las personas más importantes de su vida. Y esto hizo que se rompiera por completo.

Kiko Matamoros con la mirada perdida, tocándose con la lengua la mandíbula superior
Kiko reconoció la pena que lleva consigo por algo que le sucedió con su madre | GTRES

Así, por ejemplo, dejó claro que se arrepiente de cómo se comportó con su madre en los últimos momentos de su vida. Contó: “Me daba mucha pena verla y no tuve cojones para asistirla el último año de su vida, espaciaba mucho las visitas. El día que falleció, hablándole al oído, vi como ella rompió a llorar”.

“Entendí que había cosas que le tenía que haber dicho en ese año y medio que no le dije y no me lo perdono. No fui capaz ni de esparcir sus cenizas, fueron mis hermanos, y es un episodio que me atormenta y vive conmigo. Fui un cobarde y un miserable, no me lo perdono”.

De la misma manera, reveló que había aprendido a querer y a perdonar a su padre. Y también dijo sentirse avergonzado por cómo había sido como progenitor con sus hijos. En este sentido, explicó que “no he sabido estar a la altura de lo que ellos se hubieran merecido”.

La familia Matamoros en una foto familiar de Navidad
A pesar de lo que contó, sus hijos mayores le mandaron mensajes de ánimo a Kiko Matamoros | Instagram: diegomatflo

“La vida pasa y el tiempo no es recuperable. De repente, te das cuenta de que ni tus hijos han disfrutado de ti ni tú de ellos. Es un gravísimo error que he cometido y que creo que no tiene reparación”.

A esto añadió: “Espero que las cosas se puedan edulcorar y que cuando no esté, que no creo que sea muy tarde, ellos no tengan el peor recuerdo de mí que podrían haber tenido”.

▶️ El desgarrador mensaje de Nagore Robles a Sandra Barneda que hiela el alma