Kiko Matamoros mirando fijamente a cámara sin sonreír

Kiko Matamoros confiesa la realidad tras su triste pérdida

Matamoros trata de recuperarse de una muerte

Kiko Matamoros mostró el pasado viernes su lado más humano. Para sorpresa de los espectadores, se pudo vivir en Sálvame un momento muy emotivo. El colaborador habló largo y tendido sobre el pasado, haciendo un repaso a su amplia trayectoria en la televisión.

Llegado el momento fue el turno de profundizar en el espacio vespertino de Telecinco. Es uno de los tertulianos que más tiempo lleva en el programa y quiso acordarse de algunas personas que le han marcado. Sobre todo de Mila Ximénez y Hernández, con los que había fundado el conocido como Eje del mal.

Kiko es consciente de que este trío había conseguido generar mucha expectación entre la audiencia. Durante un largo periodo le dieron un gran resultado al formato.

▶️ VÍDEO del día

Ya ha pasado algo más de un año desde que falleciera la periodista. Tuvo un bonito recuerdo hacia ella, con unas palabras cargadas de sentimientos. Explicó que "echó muchísimo de menos la complicidad que tenía con Mila".

Continuó diciendo que "había momentos que no nos hablábamos, pero aunque estuviéramos enfadados, seguíamos siendo cómplices". La relación entre ellos se fue estrechando con el paso de los programas.

Captura del programa Viernes Deluxe con Kiko Matamoros
Kiko Matamoros habló sobre la colaboradora fallecida. | España Diario

"Hubo una temporada que nos sentábamos enfrente y estábamos todo el programa mirándonos y descojonándonos de risa. Porque no teníamos que decirnos nada", señaló nostálgico. "Nos mirábamos y nos tirábamos al suelo porque sabíamos lo que estábamos pensando", añadió.

Admite sin reparo que "tenía una conexión brutal" con la colaboradora fallecida, y con Hernández, "los tres éramos cómplices". Se mostraba muy apenado por una pérdida que no ha conseguido superar. Así se lo transmitía en esta sección que estrenaba en Sálvame junto con Carlos Lozano.

Kiko Matamoros fue más allá y descubrió el plan que tenían los tres para levantar las audiencias cuando los datos no acompañaban. "Durante años, la gente que estaba enfrente, como Rosa Benito, Raquel Bollo, les utilizábamos. Sabíamos muy bien dónde ponerles el palo para que se subieran y dar contenido", indicó.

Explicó que cuando "el programa "andaba un poquito cojo, decíamos: «Venga, vamos a sacarle a Rosa lo de Amador o de Chayo, lo que fuera». Había tardes que decíamos que teníamos que pagar por venir a trabajar. Si la gente supiera lo bien que nos lo pasamos....".

Eso sí, quiso aclarar que la situación ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Ya no disfruta tanto en el programa de Telecinco. "Y eso ya, desafortunadamente, no es así", confesaba.

Acababa el recuerdo hacia su amiga señalando que la "echa muchísimo de menos". Sobre todo porque "tenía muy buen corazón".

Ximénez murió el pasado 23 de junio de 2021 a consecuencia de un cáncer de pulmón. Dejó un tremendo vacío entre sus compañeros y amigos de la televisión. Han sido muchos los homenajes que le han realizado en este tiempo.

Kiko Matamoros habla sobre su padre

Kiko Matamoros también quiso hacer referencia a unas palabras que le dedicó a su padre hace unos años. Había señalado en alguna ocasión que le había propinado palizas tanto a él como a su gemelo. Ahora recuerda esos episodios.

Confiesa que "me arrepiento de haber entrado en esa espiral emocional porque hice cosas que con el tiempo sabes que no son justas". No son justas porque uno es hijo de su tiempo, espacio, información y formación que recibe en un momento". Tiene el convencimiento de que su padre tenía la voluntad de "hacer las cosas de la mejor manera posible".

Mila Ximénez
Mila Ximénez se hizo muy amiga de Kiko. | Gtres

Desveló que el día que fallece "me derrumbe", sobre todo pensando en lo que "podía haber sido y no fue. Yo ya le he perdido perdón a mi padre, aunque sé que es tarde. También le pido perdón a mis hermanos nuevamente porque tengan que ver de nuevo estas imágenes de nuevo", apuntó.

Kiko Matamoros admitía que "ser padre es un ejercicio muy difícil. Yo sé que el 99% ejercen como tal como mejor saber hacerlo. Mis dos abuelos eran militares y, bueno, había cierto espíritu castrense en casa", asegura.