Kiko Hernández primer plano

Abril y Jimena, hijas de Kiko Hernández, convencen a su padre del gran cambio

Kiko Hernández sorprende con su última decisión

Kiko Hernández siempre ha admitido que le gusta verse bien y que se cuida mucho. En gran parte, sus hijas Abril y Jimena tienen la culpa. Y es que el colaborador confiesa que desea que las pequeñas le vean "guapo".

Suele realizar ayuno intermitente y el pasado mes de mayo se sometía a un lifting facial. Todo con el propósito de mantenerse joven y causar una buena impresión delante de las cámaras. En los últimos días decidía pasar por el quirófano para sorpresa de muchos.

Al parecer, Kiko no estaba del todo satisfecho con su cabello y decidió someterse a un injerto de pelo. Es posible que el estrés y la tensión del trabajo le haya pasado factura y en los últimos tiempos se le haya caído algo.

Nada más comenzar sus vacaciones de verano, lo primero que hacía era acudir a una clínica para someterse a este tratamiento. La revista Diez Minutos se hace eco de las imágenes del colaborador saliendo del centro de estética. El pasado 5 de agosto fue cuando decidió ponerse en manos de profesionales para mejorar su aspecto.

Dejó a las niñas en casa y a las 9:00 se plantó en la clínica Livet de Madrid, donde se hizo el injerto de pelo. El colaborador de Sálvame se mostró "muy contento con el resultado". Quiso agradecer el trabajo de todo el equipo, sobre todo del doctor Gómez Villar.

Kiko Hernández primer plano
Kiko Hernández volvió a pasar por el quirófano. | GTRES

Optó por hacer este cambio de imagen al inicio de sus vacaciones porque le llevará un tiempo conseguir los resultados deseados. En las primeras fotografías reveladas por la publicación se le pueden ver todavía las vendas en la cabeza. En cuestión de unas semanas reaparecerá en televisión y ya se podrá apreciar el cambio.

Kiko Hernández estuvo ocho horas en el quirófano. Admitía que el cuidado del aspecto físico resulta trascendental para él al tratarse de un personaje conocido.

"Trabajo en un medio de comunicación y la imagen es muy importante. Pero sobre todo quiero que mis hijas me vean guapo y joven", explicaba. Está claro que es todo un padrazo que se desvive por sus niñas.

Todo el tiempo libre que tiene lo dedica a estar con ellas. Y cuando no puede cuidarlas procura que siempre permanezcan bien atendidas. Desde que nacieron en enero de 2017 se han convertido en el centro de su vida.

No suele mencionarlas mucho en redes sociales, pero compartió los regalos que le hicieron por el Día del Padre o las tardes de bolos. Por ellas, incluso se ha realizado su "primer y único tatuaje". En la muñeca lleva las iniciales de sus dos hijas.

Kiko Hernández se prepara para el nuevo curso

Kiko Hernández ya había sorprendido a la audiencia hace unos días. Después de tomarse unas pequeñas vacaciones en Oporto regresaba al plató de Sálvame un tanto cambiado. Había algo que no pasaba desapercibido para los espectadores.

Kiko Hernández en un directo de 'Sálvame'
Está previsto que Kiko reaparezca en televisión con su nuevo look. | Telecinco

El tertuliano mostraba una barba fina que le favorecía y que incluso le hizo recibir los piropos de sus compañeros. Por primera vez se le veía sin afeitar y el cambio de look pareció convencer a la gente.

Ahora ha vuelto a cogerse unas semanas de descanso para recargar energías con vistas a la próxima temporada televisiva. De momento sigue muy centrado en Sálvame, pero sin descuidar tampoco su carrera como actor. No es descartable que tenga sobre la mesa varias ofertas para hacer alguna obra de teatro.

▶️ VÍDEO del día

Kiko promete emociones fuertes a partir de septiembre. Ya ha dejado entrever que no tendría inconveniente en participar en la próxima edición de Supervivientes. En Mediaset ya empiezan a tomar nota.