La presentadora Ivonne Reyes durante el funeral de David Reyes en Madrid el 06/06/2016

Ivonne Reyes, a punto de fallecer: 'Llegué a despedirme de los míos'

La venezolana explica el duro momento que atravesó hace unos meses y que casi le cuesta la vida

Ivonne Reyes ha concedido una entrevista en exclusiva para la revista 'Lecturas' donde ha narrado el dramático momento que atravesó hace unos meses y que a punto estuvo de costarle la vida. La presentadora, que lleva tiempo alejada de los medios de comunicación, ha explicado la manera en que esta experiencia le ha hecho cambiar el modo de vivir y qué supuso para ella renacer tras haber permanecido ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

La venezolana contrajo el Covid-19 el pasado año y, aunque no le ha dejado secuelas, sí que recuerda con angustia lo mal que lo pasó. Un bache en su salud que mantuvo a sus seres queridos muy preocupados y en alerta hasta el punto en que pensó que no saldría de esta.

Ivonne Reyes: «Pensaba que había llegado mi momento»

La última entrevista concedida por Ivonne Reyes quizás se trate de la entrevista más desgarradora de la presentadora. Ya recuperada del infierno que pasó el pasado mes de octubre, la venezolana es una superviviente más de la pandemia: «Cogí la covid» comienza contando aliviada porque «no me ha dejado secuelas» aunque asegura que «ya no respiro igual».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Todo comenzó en octubre de 2020 cuando Ivonne Reyes dio positivo en coronavirus. El agravamiento de la enfermedad implicó que tuviera que permanecer diez días ingresada en el hospital donde pasó un miedo terrible: «Llegué a despedirme porque creía que había llegado mi momento» explica muy emocionada. «Me quedé muy baja de defensas y en octubre pasé por el hospital por segunda vez. Estuve muy mal» confiesa en la entrevista.

«Tuve una sepsis, que es una infección de todos los órganos, y estuve diez días ingresada; de urgencias pasé a la UCI y, luego, a planta» continúa relatando recordando el infierno por el que pasó y que, afortunadamente, ha podido dejar atrás. La aterradora experiencia vivida tras contraer el virus provocó en la venezolana un cambio en su forma de ver la vida: «Me di cuenta de que la vida se puede acabar en segundos y me planteé cuánto tiempo tenía».

A sus 53 años y a raíz de esta experiencia, Ivonne Reyes se ha dado cuenta de lo importante que resulta aprovechar cada momento que la vida nos brinda y centrarnos en lo que verdaderamente importa. Repasando los días en los que estuvo ingresada, la presentadora confiesa que temió por su vida: «Me despedí, porque pensaba que había llegado mi momento».

El renacer de Ivonne Reyes

Pensar que no hay nada más que hacer que despedirse de los suyos, fue una de las conclusiones más dramáticas a las que llegó Ivonne Reyes durante el tiempo que estuvo luchando por su vida. Una reflexión muy dura tanto para ella como para su hijo, Alejandro, que no se separó de su madre en ningún momento.

Afortunadamente, y gracias al esfuerzo y profesionalidad del equipo médico que la atendió, logró superar la enfermedad y ya se encuentra recuperada. Sin embargo, los duros momentos que atravesó provocaron el resurgir de una nueva Ivonne Reyes: «Ahora es bueno recordarlo para valorar que cada vez que abro los ojos tengo que ser agradecida con la gente y con todo lo que tengo» ha explicado. Tiene claro que hay que sacar una visión positiva de todo lo ocurrido, está dispuesta a vivir la vida de otra manera y a aprovechar cada momento como si fuera el último.

En 2019 tuvo que ser operada de un tumor

De un tiempo a esta parte, Ivonne Reyes no ha tenido mucha suerte en lo que a la salud se refiere. En el año 2019 fue la propia presentadora la que confesó que debía ser operada tras detectarle un tumor en el ojo: «Me tienen que operar» contaba a las puertas de la clínica. Ella misma desveló que tenía un «bultito» en el ojo izquierdo que le impedía ver bien y que debía pasar por el quirófano. «Un pequeño tumorcito del ojo, pero todo bien» señaló a los periodistas.

La operación fue todo un éxito y la presentadora se recuperó sin mayores complicaciones. Fue vista abandonando el Hospital Ruber Internacional de Madrid acompañada de su hijo y de su hermana. «Estoy bien, muchas gracias» explicaba a los medios de comunicación.