Irene Rosales vestida de luto con gafas de sol

Irene Rosales, rota en el último adiós a su padre y con un regalo de Isabel Pantoja

La esposa de Kiko Rivera está viviendo el peor año de su vida

Irene Rosales, la mujer de Kiko Rivera, va a tener siempre grabado en su mente y en su corazón este año 2020. Y es que en él ha perdido a dos de las personas más importantes de su vida. En febrero, murió su madre, Mayte Vázquez, y ayer era su padre, Manuel, el que fallecía. Lo hacía después de haber pasado diecisiete años luchando contra un tumor cerebral.

La joven ayer aparecía rota de dolor no solo en el tanatorio sino también en el funeral que se ofició más tarde. En él estuvo acompañada en todo momento de su marido y de sus hermanos, sus grandes apoyos.

Irene Rosales, desconsolada

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

En la iglesia de la Inmaculada Concepción de la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta es donde se ofició el citado funeral por Manuel. Y hasta allí llegó Irene, visiblemente rota, junto a Kiko Rivera y a sus hermanos. Todos ellos, con semblantes de enorme dolor, esperaron a las puertas del templo a que llegara el coche fúnebre con los restos del fallecido.

Una vez que ese vehículo llegó, se procedió a entrar al interior de la iglesia, para llevarse a cabo la correspondiente misa. Esta contó con la presencia de muy pocas personas, debido a las estrictas medidas impuestas por la segunda ola del coronavirus.

De esta manera, Irene Rosales despedía a su padre entre lágrimas. Y es que es enorme el sufrimiento que siente por su pérdida, que ahora tiene que afrontar. Para hacerlo eso sí, cuenta con el respaldo de sus cuatro hermanos, de su marido y de sus hijas (Carlota y Ana).

El detalle de Isabel Pantoja

Cuando el pasado mes de febrero falleció la madre de la joven, su suegra (Isabel Pantoja) no dudó en trasladarse hasta el tanatorio para darle consuelo. Sin embargo, en esta ocasión no ha podido hacerlo, al parecer, por las restricciones de movilidad que hay en Andalucía por la pandemia. Y es que el funeral fue en la provincia de Sevilla y la tonadillera está en tierras gaditanas.

No obstante, a pesar de esa circunstancia, la artista quiso darle su apoyo a su nuera, a pesar del conflicto familiar que ahora están viviendo. Por eso, aquella no dudó en mandar una corona de rosas rojas. Corona que fue vista en el coche fúnebre que llevaba el cuerpo de Manuel y que ponía un sencillo mensaje: «Isabel Pantoja y familia».

De esta manera, parece que la cantante dejaba de lado la guerra con su hijo momentáneamente para dar consuelo a Irene.

Coche funebre del padre de Irene Rosales con una corona de flores de Isabel Pantoja
Isabel Pantoja envío una corona de flores | GTRES

Es más, según las informaciones que se han dado a conocer, parece ser que Pantoja hizo algo más. En concreto, Chelo García Cortés ha desvelado en 'Sálvame' que aquella llamó a Kiko Rivera en cuanto se enteró de la noticia del fallecimiento. No obstante, parece ser que él no le cogió la llamada, porque en ese momento estaban con un gran dolor.

Esa circunstancia trajo consigo que la tonadillera no le pudiera dar el pésame directamente a su nuera. Sin embargo, una hora aproximadamente después de dicha llamada, dio otro paso más. Al parecer, optó por enviarle a la joven un mensaje vía WhatsApp mostrándole su cariño en este duro trance.

Irene Rosales, como es lógico, ahora no está para nada. No obstante, viendo el carácter diplomático y educado que tiene, seguro que agradece públicamente en cuanto pueda todo el amor y el respaldo que ha recibido en este momento. Y seguro que en ese incluirá a Isabel Pantoja, aunque la relación con ella ahora esté siendo nula.