Iker Casillas con cara seria y poniéndose una mano en la cara

'Iker Casillas está preocupado y hecho polvo'

El exfutbolista permanece intranquilo por el estado de salud de Sara Carbonero

Sara Carbonero lleva ingresada en la Clínica Universidad de Navarra en Madrid desde el pasado viernes, 5 febrero, y a pesar de que fuentes cercanas a ellas han aclarado que no ha sido intervenida por haber recaído en el cáncer de ovarios que le diagnosticaron en mayo del 2019, su entorno permanece preocupado por su estado de salud. 

Una preocupación en los allegados de la periodista que se puede apreciar en las fotos que ha compartido en exclusiva la revista 'Semana'.

«Lo está pasando muy mal»

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Aunque tanto la familia de la modelo como sus amigos han mostrado la intranquilidad en sus rostros, el que más afectado se ha dejado ver ha sido Iker Casillas.

«Está hecho polvo», han asegurado fuentes cercanas al exfutbolista a este medio. «Lo está pasando muy mal». Algo que ha quedado demostrado con el significativo abrazo que el madrileño se ha dado con un gran amigo suyo frente al hospital en el que está ingresada su mujer y que le ha servido para sentirse reconfortado ante la complicada situación que está viviendo. 

Iker Casillas está muy preocupado por la intervención a la que se ha sometido Sara Carbonero y solo se ha separado de ella para atender a las necesidades de los dos hijos que ambos tienen en común, Martín y Lucas.

En los diversos momentos en los que el exfutbolista ha sido visto entrando o saliendo de la clínica se ha mostrado cabizbajo y centrado en sus pensamientos.

Algo que se puede apreciar en las imágenes que ha compartido la revista 'Semana'. En las fotografías se puede percibir la inquietud y la preocupación que están inundando a Iker Casillas tras la operación de su mujer. Unas instantáneas que evidencian que esta no está siendo una etapa fácil para el exguardameta. 

Tal y como han señalado sus allegados, el madrileño lo está pasando realmente mal. Por este motivo, además de recurrir al apoyo de la familia de Sara Carbonero, también se ha amparado en sus amigos. 

Iker Casillas ha recibido este martes, 9 de febrero, la visita de un amigo y se ha fundido en un significativo y sentido abrazo, con el único objetivo de recibir ánimo. Un gesto que pese a no a haber devuelto, le ha servido para coger fuerzas.

Los grandes apoyos de Sara Carbonero en este complicado momento

El exfutbolista no es el único que ha permanecido al lado de Sara Carbonero. La familia y los amigos de la periodista también lo están haciendo. La modelo no ha estado sola en ningún momento. 

Irene Carbonero es la única hermana de la mujer de Iker Casillas y siempre ha sido uno de sus mayores apoyos. Ahora sus largas conversaciones le están haciendo más amena la estancia en la Clínica Universidad de Navarra.

Su madre, Goyi Arévalo, también es un pilar fundamental en la vida de Sara Carbonero y tampoco se ha separado de ella desde que ingresó en el hospital el pasado viernes. 

Su familia y su marido no son los únicos que ha permanecido al lado de la periodista. Isabel Jiménez también ha permanecido a su lado. 

Pese a haber sido madre hace pocas semanas, la presentadora de los informativos de Telecinco ha sacado el tiempo necesario y se ha desplazado hasta la clínica para estar junto a su amiga y sacarle una sonrisa de ánimo. 

Junto a Iker Casillas, Irene, Goyi e Isabel se han convertido en los grandes apoyos de Sara Carbonero en este complicado momento y aunque todos ellos están realmente preocupados por su estado de salud, lo más importante ahora es transmitirle a la periodista toda la energía y fuerza para que pueda mantener su optimismo y seguir luchando.