Carmen Sevilla

El hijo de Carmen Sevilla ya no puede ocultar más el secreto de su madre

Carmen Sevilla lleva varios años enferma en una residencia

El estado de salud de Carmen Sevilla es muy delicado. La actriz y presentadora, de 91 años, sufre alzheimer desde 2011, lo que provocó que su familia optara por ingresarla en una residencia en 2014. Desde entonces lleva viviendo en este centro de Aravaca, donde está muy cuidada y recibe el cariño de los trabajadores.

Su hijo, Augusto Algueró, nunca ha ocultado el estado de su madre. "Ya no conoce a nadie. Tampoco se conoce a ella misma", desvelaba hace un par de años a la revista Semana.

La enfermedad se había cobrado todos los recuerdos y vivencias de Carmen. Augusto desea que sus últimos años de vida sean lo más tranquilos posible. De ahí que solo la visiten él y su íntimo amigo Moncho Ferrer.

Este último siempre ha estado muy unido a la artista. Nunca ha fallado a la cita semanal con ella. Tiene la costumbre de regalarle cada 16 de octubre, por su cumpleaños, un ramo de flores.

La información que facilitan sobre la que había sido presentadora del Telecupón es mínima. Tratan de llevar la enfermedad con mucha discreción. En cualquier caso, su hijo advertía que "está bien de salud, pero con lo que supone encontrarse en una fase severa del alzheimer".

Carmen Sevilla en Madrid en 2010
Carmen Sevilla lleva viviendo en una residencia desde 2014. | GTRES

Explicaba que estaba en buen estado, "con un ritmo cardiovascular perfecto, una circulación sanguínea buena". Hacía todo lo posible por cuidarse, ya que "no fumaba" y se preocupaba bastante por la alimentación, apuntaba.

Afirmaba que en la residencia había encontrado el lugar ideal para pasar los últimos años. Estaba mucho más cuidada que si lo hicieran los suyos, indicó. Son frecuentes sus visitas al centro de Aravaca, y cuando no tiene la oportunidad de acudir se interesa por ella a través del teléfono.

El hijo de Carmen Sevilla señalaba a la publicación que la pandemia también les condicionó mucho. "Con el covid todo es más difícil. La residencia se ha blindado y las visitas son muy reducidas y en condiciones excepcionales", dijo.

Como es lógico, para los familiares de un enfermo la situación tampoco es agradable. No fue nada sencillo comprobar como su madre iba perdiendo la memoria. "Ahora me encuentro bien, después de tantos años uno ya se hace a la idea de la situación", apuntaba.

Explicaba que "ya ha pasado tiempo de esa fase en la que veías que se apreciaba el deterioro cognitivo y que iba perdiendo facultades". En su opinión, "eso era muy duro", pero con el tiempo "tu cabeza lo acaba aceptando".

Foto del personaje
Su hijo Augusto acude con frecuencia a visitar a Carmen. | Cedida

Sabe que la artista está en manos de profesionales, que la cuidan como si fuera de su familia. En la residencia no le falta de nada y recibe las visitas de las dos personas más importantes que tenía.

▶️ Conmoción en España al confirmarse la muerte de Gracia Montes

Carmen Sevilla se despidió del público en 2010

Carmen Sevilla empezó a despuntar en el mundo del cine a una edad muy temprana. De hecho fue una de las primeras actrices españolas en cruzar el charco para trabajar en Hollywood. Es posible que algunos se acuerden aún de sus películas.

Pero la popularidad de verdad la alcanzó en la década de los 90 con la aparición de las cadenas privadas. Telecinco confió en ella la presentación del Telecupón, convirtiéndola en toda una estrella de la televisión. Después de un tiempo apartada del medio volvía a irrumpir con fuerza.

Sus despistes, sus chistes y sus comentarios con la gracia andaluza no pasaban desapercibidos. En 2010, tras una larga carrera como artista se despedía del público. La presentación de Cine de Barrio fue su último trabajo.

Carmen lleva más de diez años retirada. El alzheimer consiguió adelantar su marcha.