Montaje de fotos de Luis Lorenzo y su mujer, Arancha Palomino, en su llegada al juzgado

La frase de la mujer de Luis Lorenzo que lo explica todo: 'Si lo llego a saber'

Luis Lorenzo se encuentra en una situación complicada tras la declaración de su pareja ante el juez

Luis Lorenzo y su mujer continúan siendo investigados por su presunta implicación en la muerte de la tía de Arancha. La preja se encuentra en libertad provisional tras testificar ante el juez, pero deben personarse cada semana en los juzgados.

Levantado el secreto de sumario, cada vez van saliendo a la luz nuevos datos e informaciones. Declaraciones que ponen a la pareja en muy mal lugar y que podrían tener consecuencias muy graves.

Luis Lorenzo sentenciado por una frase: "Si lo llego a saber, la incinero"

A punto de cumplirse una semana de la detención del matrimonio, se encuentran en una situación muy delicada. Ambos fueron detenidos el pasado 27 de mayo por su presunta implicación en la muerte de Isabel, familiar de ella.

La autopsia solicitada por el hermano de la víctima reveló unas dosis muy elevadas de dos metales que apuntaron hacia un posible asesinato. Los principales sospechosos son Luis Lorenzo y su pareja, pues la tía de esta había estado bajo sus cuidados meses antes de fallecer. Además, el hecho de que Arancha fuera nombrada heredera universal, hicieron saltar todas las alarmas.

Primer plano del actor Luis Lorenzo
Luis Lorenzo está siendo investigado por la muerte de la tía de su pareja | YouTube (Cuerpos Perfectos TV)

Así las cosas, la policía se personó en el domicilio de Rivas-Vaciamadrid y procedió al arresto de Lorenzo y su pareja. Con el secreto de sumario levantado, han comenzado a salir nuevas informaciones sobre lo ocurrido.

Ya son las ocho reveló las palabras que pronunció Arancha durante el trayecto hacia los juzgados. Unas demoledoras declaraciones que podrían jugar en contra de ellos y que salpican de lleno a Luis Lorenzo.

"Si llego a saber que pasa esto, hubiese incinerado a mi tía, así nadie se entera y nada de esto hubiese pasado, que no soy gilipollas", comentó la mujer de Luis Lorenzo. Unas palabras que pronunció sin pensar y que fueron recogidas para la investigación.

Arancha las realizó para ella misma, de manera espontánea y en presencia de los agentes que la trasladaban a los juzgados. Ella solo quería cumplir el deseo de su familiar de ser enterrada en su pueblo junto a su marido, y así cumplió con su última voluntad. Una decisión de la que ahora parece haberse arrepentido.

▶️ Detienen al actor Luis Lorenzo por la muerte de una anciana

Luis Lorenzo ha sido señalado por su pareja

Durante su declaración ante el juez, la pareja de Luis Lorenzo se defendió de las acusaciones y negó haberla asesinado. "Los familiares de Asturias me llaman asesina porque todos ellos querían el dinero y no soportaban que ella tuviera buena relación conmigo", declaró.

Sobre por qué tenía una cantidad 200 veces superior a lo normal de cadmio y 20 de manganeso, la mujer afirmó que podría deberse a una intoxicación. No obstante, los especialistas descartan esta posibilidad y reiteran que la muerte de Isabel fue violenta.

Luis Lorenzo
Luis Lorenzo decidió guardar el dinero en casa | Trendings

Además explicó que se enteró de la muerte tras recibir una llamada de la chica que la cuidaba. Una mujer que el matrimonio había contratado para que se encargara de ella y que, según cuentan, era la que le daba la medicación.

Otra de las cosas que ha hecho aumentar las sospechas de asesinato, fue descubrir cómo el matrimonio había estado disponiendo del dinero de Isabel. En el domicilio fueron encontrados 140.000 euros en efectivo cuya procedencia se está investigando, dado que el actor se encuentra desempleado.

Sobre ello, Arancha señaló a su marido afirmando que Luis Lorenzo "no se fía de los Bancos". Así que decidieron guardar el dinero en casa, escondido en diferentes lugares "por si venían a robar".

La situación cada vez se complica más y todo apunta a que, tanto a Luis Lorenzo como a su mujer, les va a resultar complicado demostrar su inocencia.