Bertín Osborne en el patio de butacas de un teatro

Detallan cómo van a quedar las deudas que tiene Bertín Osborne tras su separación

Las deudas y el patrimonio Bertín Osborne han salido a la luz. El divorcio entre el cantante y Fabiola Martínez podría salpicar a alguna de las empresas del presentador.

Bertín Osborne anunció mediante un comunicado al programa de Telecinco 'Viva la vida' la ruptura entre él y su esposa Fabiola Martínez. Después de 20 años juntos y, 14 desde que se dieron el sí quiero, la pareja se separa.  

La bomba menos esperada del año ha copado la crónica social. Las deudas que Bertín deberá afrontar tras firmar los papeles del divorcio han salido a la luz, a pesar de que el matrimonio siempre ha llevado la discreción por bandera en cuanto a su intimidad se refiere. 

Cade destacar que desde hace tiempo la pareja ya vive separada. Bertín Osborne pernocta en su finca de Sevilla, mientras su mujer y sus hijos disfrutan de una vivienda en Madrid. 

Según cuenta Fabiola, uno de los principales problemas que condujeron al matrimonio a reiteradas discusión fue el lugar de residencia habitual. El presentador quería quedarse en el campo, mientras Fabiola demandaba un hogar en Madrid con mejores condiciones para su hijo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Según informan los propios protagonistas, la ruptura matrimonial es amistosa. Pero, pese a que ambos se casaron en régimen de separación de bienes, el cantante y su mujer tienen que solventar la repartición del patrimonio fruto de las asociaciones a las que ambos están vinculados. 

Una de las susodichas se trata de Corporativa Eucanor, ubicada en Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Esta empresa, destinada a la «organización, participación y explotación en toda clase de espectáculos», es propiedad de Fabiola Martínez en un 10% y de Bertín Osborne con el 90% restante. Además, la mujer de Bertín es apoderada de la compañía.  

Por otro lado, el actor y presentador español también es consejero delegado de una empresa ubicada en La Rioja ,llamada Striang 3000 SL, cuya línea de negocio es la producción vinícola.

Asimismo, Bertín desempeña el rol de administrador único de Bodegas Conde de Donadío de Casasola, en la provincia de Álava. Hay que resaltar que esta empresa, constituida en 2003, también cuenta con el 50% de Bertín Osborne Alimentación. 

Dicha bodega había salido a subasta, según la prensa local en 2019. Sin embargo, nadie tiene constancia de que Bertín perdiera la propiedad de Bodegas Conde de Donadío de Casasola. Según los textos legales de la empresa, Bertín sigue constando como el administrador de la misma. 

El cantante y actor español, también tiene en su posesión otras empresas que le ayudarían a pagar sus deudas. Una de ellas es Crooner 2016 SL  con un único administrador, Bertín.  

La ruptura podría afectar a la Fundación Bertín Osborne 

La pareja dio vida a la Fundación Bertín Osborne en el año 2009. Con ella, el ex futuro ex matrimonio pretendía ayudar a los menores con lesiones cerebrales y a sus familiares. 

Fabiola y Bertín conocían bien cuáles eran las necesidades de los afectados, ya que ellos mismos vivieron en sus propias carnes la realidad de estos niños y niñas. El primogénito de los cónyuges, Kike, nació con esta enfermedad a causa de un contagio por listeria durante la gestación. 

Tanto el padre como la madre de Kike, principalmente Fabiola, han volcado su vida en atender a su hijo mayor y en darle todos los cuidados que el menor requiere. 

Bertín y Fabiola deben reunirse al menos dos veces al año, según recogen los estatutos de la fundación sin ánimo de lucro. Además, el texto legal detalla que en el caso de que el presidente caiga de baja, el vicepresidente deberá cumplir sus funciones.

Hasta la fecha y, gracias al respeto y el amor que aún queda en el matrimonio, todo apunta a que la Fundación seguirá su curso normal y Fabiola estará al frente de la organización. 

Deuda con Hacienda

El cantante había confesado para un medio nacional en el 2016 que había contraído una deuda de aproximadamente 4 millones de euros con Hacienda. Bertín saldó parte de ella con la venta de algunas de sus propiedades. 

A día de hoy, el marido de la venezolana confiesa que la deuda aún no se ha solventado por completo. Bertín espera subsanar lo que debe a través de sus negocios, sus programas televisivos, los contratos publicitarios y los conciertos.