Bombillas de navidad

Ni Nochebuena ni Navidad: Revelan el día más peligroso para contagiarse

La separación en el tiempo de todas las fiestas navideñas las convierten en un polvorín de contagios

España encara esta nueva semana con la vista puesta en las fiestas de Nochebuena y el día de Navidad, que se celebrarán el jueves y el viernes y que, a pesar de que deberán ser muy diferentes a las fiestas habituales, reunirán a muchos familiares alrededor de una mesa y una buena comilona. 

Muchos expertos en el ámbito de la epidemiología ya han avisado del peligro que suponen estas reuniones, e incluso se han mostrado tajantemente en contra de las relajaciones de las restricciones que se anunciaron hace unas semanas para toda España, aunque finalmente muchas autonomías han decidido echar marcha atrás y volver a imponer algunas limitaciones para evitar que se confirme la tercera ola, después de que el país no haya logrado afianzar la bajada de casos y de incidencia y se haya observado un repunte durante la última semana. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero Navidad y Nochebuena no son las únicas fiestas que nos esperan. Una semana más tarde se vivirá una situación similar con Nochevieja y Año Nuevo. La última y primera noche del nuevo año suele ser una festividad que se vive más con amigos y donde hay una tendencia generalizada a salir de fiesta o a tomar algo con amigos, algo que este año no se podrá hacer. 

Aun así, el toque de queda también será especial esa noche en muchas zonas de España, lo que permitirá las reuniones en las casas. Después llegará Año Nuevo, cuando muchas familias también se reúnen, y unos días más tardes la noche y el día de Reyes. Además, en algunas autonomías, como Cataluña y Baleares, el día 26 de diciembre, San Esteban, también festivo, lo que acaba haciendo que en las próximas tres semanas haya al menos siete días festivos que se traducen en reuniones familiares y sociales.

Ante este panorama, muchos expertos han tratado de establecer unas pautas para evitar, en la medida de lo posible, exponerse a contagios de Covid-19. En ese sentido, la doctora en biofísica e investigadora del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Clara Prats, ha establecido cuál de todas estas festividades será la más peligrosa. 

Nochevieja, la celebración más peligrosa

Mientras que la población, en general, tiene la vista puesta en Nochebuena y Navidad, que son las fiestas por excelencia, la doctora ha explicado en un programa de TV3 que el principal peligro se encuentra en Nochevieja, porque muchas personas que se hayan podido contagiar en Navidad todavía no lo sabrán porque no habrán mostrado síntomas, pero se encontrarán en el momento más contagioso de la enfermedad.

Uno de los factores que hace al coronavirus tan peligroso es su alta capacidad de contagio a pesar de que la persona enferma no muestre síntomas, que tardan en aparecer, de media, una semana. Esto significa que si una persona se contagia durante la cena de Nochebuena o la comida de Navidad, en Nochevieja, una semana después, lo más habitual es que todavía no haya mostrado síntomas, pero una semana después del contagio es precisamente cuando la persona infectada es más contagiosa para los demás. 

Prats ha explicado «que estas fiestas son un poco puñeteras porque están separadas en el tiempo justo para que si alguien se infecta el día de Navidad, pueda llegar tranquilamente a la noche de fin de año siendo asintomático, porque sería el día previo en el que aparecen los síntomas».

La doctora ha continuado alegando que «el día 1 (de enero) sería cuando se empezaría a encontrar mal». Y este hecho vuelve a repetirse entre Nochevieja y el día de Reyes, con otra semana de diferencia entre ambas festividades. Por esa razón, Clara Prats considera que «aunque nos juntemos solo con dos burbujas en cada comida, podemos ir amplificando los contagios».

Precisamente las autoridades sanitarias llevan semanas hablando de un máximo de solo dos burbujas de convivencia en las reuniones navideñas, y es para evitar efectos como el que describe Prats. Si un hombre cena con su mujer, sus hijos y sus padres en Navidad, y se contagia, y en Nochevieja se va a casa de unos amigos, acabará contagiando a los amigos, que a su vez, el día de Reyes, podrían contagiar a otras personas en una nueva reunión.

En cambio, si este hombre se reúne en ambas ocasiones con las mismas personas, lo normal es que en Nochevieja ya estén todos contagiados, por lo que el virus no se extiende más allá de esos dos núcleos de convivencia. 

A pesar de todo, los expertos siguen siendo partidarios de evitar las reuniones familiares y sociales en la medida de lo posible durante las fiestas, y dejar las celebraciones para más adelante, cuando la pandemia esté más controlada o cuando la situación permita relajar un poco las medidas. 

Si se confirma que España empieza las navidades con los primeros compases de la tercera ola, la tradicional cuesta de enero se convertirá también en una cuesta sanitaria y las restricciones podrían volver e incluso endurecerse todavía más hasta la llegada de las vacunas.