Una camarera con mascarilla atiende a los clientes en una terraza de un bar el día en el que entra en vigor en la Comunidad de Madrid la ampliación del uso obligatorio de la mascarilla,

Revelan los 5 lugares de alto riesgo donde se han contagiado 8 de cada 10 personas

Un estudio publicado en la revista 'Nature' confirma que en los lugares cerrados se producen la mayoría de los contagios

Un nuevo estudio realizado en Estados Unido, con datos recogidos entre marzo y mayo, responden a uno de las cuestiones más importantes a la hora de atajar la pandemia. ¿Dónde se contagia la gente? Los datos de este estudio publicado en la revista científica ‘Nature’, arrojan por fin un poco más de luz sobre este asunto de vital importancia, pues puede ayudar a los distintos Gobiernos a adoptar mejores medidas preventivas y restrictivas  la hora de frenar nuevos brotes.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Este estudio confirma la teoría de que en los espacios cerrados es donde se propaga más fácilmente el virus y donde se producen la mayoría de contagios, pues según recalca, el 80 % de los contagios se produjeron en restaurantes, bares, cafeterías, gimnasios, hoteles y en general cualquier lugar cerrado muy concurrido como los cines.

Esta es la conclusión a la que han llegado después de que se haya tenido en cuenta la movilidad de los móviles en 10 ciudades de EE. UU. y sus respectivas áreas metropolitanas: Atlanta, Chicago, Dallas, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York, Filadelfia, San Francisco y Washington DC.

Los espacios cerrados y concurridos, lugares de riesgo

Jure Leskovec, científico de la Universidad de Stanford y autor principal del nuevo informe, apuntó en una conferencia con respecto a las nuevas infecciones: «Los restaurantes eran, con mucho, los lugares con más riesgo, unas cuatro veces más que los gimnasios y cafeterías, seguidos de los hoteles».

Es por eso que los autores remarcan la necesidad de implantar medidas como el cierre parcial de bares y restaurantes, especialmente en las zonas de menos ingresos. Y es que el estudio también señaló por qué las zonas de menores ingresos se vieron más afectados por el coronavirus: los lugares públicos allí estaban más concurridos que en las zonas más pudientes, y los residentes tenían más movilidad en promedio, seguramente motivada por motivos laborales.

Según el estudio, limitar la ocupación de los restaurantes a una quinta parte de la capacidad, por ejemplo, reduciría las nuevas infecciones en un 80%.

Los aerosoles, motivo principal del contagio por coronavirus

La transmisión por aerosoles del nuevo coronavirus sigue planeando en el debate científico. Desde que prestigiosos científicos americanos plantearon pruebas de que el Covid se transmitía a través de minúsculas partículas que quedan suspendidas en el aire tras hablar, toser o estornudar, muchas han sido las dudas que se han planteado sobre este tema. De hecho, la OMS tardó meses en aceptar la transmisión por aerosoles, hasta que finalmente, el pasado mes de octubre tuvo que rendirse a la evidencia y aceptar que sí existía la transmisión de coronavirus por el aire, y que afectaba principalmente a los espacios cerrados y muy concurridos.

El pasado 20 de octubre, la OMS por fin asumía la evidencia científica y actualizaba su documento sobre la forma de transmisión del coronavirus. «La transmisión por aerosoles puede ocurrir en lugares específicos, particularmente sitios cerrados, con mucha gente y poco ventilados donde las personas infectadas pasen periodos largos de tiempo con otras», han manifestado, unas condiciones que concuerdan con las que se dan en restaurantes, bares o cafeterías.

Este nuevo estudio en Estados Unidos lo evidencia, como también varios casos que se han dado de brotes por ejemplo en vuelos comerciales, un espacio estanco en el que concluyen varias personas durante horas. De hecho, son varios los casos que se han dado de brotes producidos por un vuelo comercial, como el que sucedió en Irlanda, donde un avión que aterrizó en Dublín provocó un brote de 60 personas tras contagiarse en el vuelo aún llevando mascarilla.