Policía Municipal de Madrid en un control de tráfico

Las restricciones en Madrid tras el estado de alarma: Qué se mantendrá y qué no

El gobierno madrileño ya tiene claro cuáles quiere levantar y cuáles podrá aplicar

Quedan apenas diez días para que termine el actual estado de alarma. Será el próximo 9 de mayo cuando se cumplan los 6 meses decretados por el Gobierno que, como ya es sabido, ha dicho por activa y por pasiva que no tiene la intención de prorrogarlo. Todo pese a que en las últimas se ha especulado sobre la posibilidad de que se pueda aplicar un estado de alarma a la carta en las comunidades con peores datos, según explicaba la vicepresidenta vasca, la socialista Idoia Mendía. 

Si bien es cierto, que esta postura no ha recibido confirmación oficial desde el ejecutivo central. Mientras llega el temido día d, las diferentes comunidades autónomas van preparando sus respectivos planes de medidas y de desescalada. Entre ellas se encuentra Madrid cuyo gobierno, a diferencia de otras comunidades, no es favorable a que se pueda alargar más el estado de alarma, centrando más sus demandas en que haya un nuevo marco legal que les permita establecer sus restricciones a la carta sin tener ningún problema judicial. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ahora mismo, el ejecutivo que encabeza Isabel Díaz Ayuso, es más partidario de no aplicar aquellas medidas que tenían un carácter genérico sea cual sea el número de casos de cada región. Así todo apunta a que en Madrid podría no haber toque de queda nocturno dentro de dos semanas. 

Fuentes de la Consejería de Sanidad, según explica el diario 'El Mundo', insisten en que la restricción de movilidad salvo motivos justificados entre las 23 y las 06 horas no se puede aplicar sin el paraguas de este régimen excepcional. Así que ahora mismo, Madrid estaría más cerca de no tener toque de queda en muy poco tiempo. Además insisten que tampoco tendrían poder para aplicar una de las medidas que más han defendido en los peores momentos de las últimas olas: la prohibición de reuniones entre no convivientes en domicilios. Así que está también se levantaría el 9 de mayo. 

Donde en principio no se prevén cambios inmediatos es en los horarios y los aforos en la restauración y la hostelería, ya que es una competencia autonómica que no se ve afectada por el estado de alarma. En este sentido, el departamento de sanidad madrileño se habría pronunciado a favor de «mantener todo como está». Los bares y los restaurantes seguirán cerrando a las once de la noche y solo se permitirán mesas de 4 clientes en interior y de 6 en exterior. Seguirá prohibido consumir en barra. 

Madrid, además, seguirá apostando por una de sus medidas estrella, que es el cierre perimetral por zonas básicas de salud. Sanidad sigue defendiendo esta «medida quirúrgica» como la más exitosa para evitar la propagación y cree que se podrá llevar a cabo con «ratificación judicial posterior»

Madrid recuerda las últimas decisiones judiciales tras las palabras de Sánchez

Mientras tanto, una de las alternativas que ha dado el gobierno de Sánchez para poder aplicar medidas como los cierres perimetrales es que estos sean aprobados en el Consejo Interterritorial de Salud. Varias comunidades, como Madrid, ya han cuestionado que este organismo tenga realmente capacidad jurídica para tomar estas decisiones. 

En este sentido, recuerdan como el pasado otoño, un tribunal ya tumbó el cierre de Madrid capital y otras ocho ciudades decretado por el Gobierno para el puente del 12 de octubre, sin la aplicación de un estado de alarma. El ejecutivo se vio obligado a hacer un decreto deprisa y corriendo para poder aplicar este cierre.

«Teniendo en cuenta que la autoridad judicial no ha ratificado la medida referida a la limitación de la entrada y salida de personas de los municipios afectados [...] resulta necesario ofrecer una cobertura jurídica puntual e inmediata que resulte suficiente para continuar con la aplicación de esta medida», recogía el texto entonces.