Imatge d'arxiu de Pablo Casado

La respuesta de Pablo Casado a la petición de unidad de Pedro Sánchez

Ha sido muy claro y contundente

Esta mañana se ha celebrado una nueva sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados y la misma, como en anteriores ocasiones, ha estado cargada de discrepancia y de tensión entre las fuerzas políticas. Fundamentalmente esto ha sucedido entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Casado, líder del PP.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En todo momento, el Presidente ha solicitado al líder de la oposición que desde su partido le apoyen ante la crisis del coronavirus. Así, le ha pedido unidad y también cooperación para, entre otras cosas, poder sacar adelante la próxima prórroga del estado de alarma que se quiere solicitar. Y es que se considera que lo más acertado es que ese estado se encuentre vigente durante toda la fase de desescalada.

La postura del PP

No obstante, Casado, como viene siendo habitual en él últimamente, ha dejado claro que no va a respaldar al Gobierno y que, por tanto, su partido va a votar en contra de la citada prórroga. En concreto, ha aprovechado para pedir medidas tales como el uso obligatorio de mascarillas y la realización de test masivos al tiempo que ha abogado por dejar de lado el estado de alarma y recurrir a las distintas leyes sanitarias existentes.

Es más, a continuación, ha procedido a lanzar un 'speech' atacando la posición de Sánchez y destacando lo que desde el PP se va a hacer: «Sigue con su geometría variable, que le lleva a intentar hasta el final un pacto con la CUP, ERC y JxCat, mientras exige a los que mete un cordón sanitario que vengamos aquí, a extender su manto de armiño un mes más».

«Hasta aquí hemos llegado. Les hemos apoyado dos meses para salvar vidas, pero no le volveremos a apoyar para que vuelva a arruinar España por tercera vez. Esa debe ser la vieja normalidad socialista».

Ante ese discurso, Sánchez, que ha manifestado que no iba a entrar en esa dialéctica de «argumentarios de cartón-piedra» y en rebatir todas las propuestas del PP, ha optado por pedir a Pablo Casado que no se presente como un rival. Le ha espetado que deje de lado la crispación y que apueste por colaborar en pro de seguir salvando la vida de muchos españoles:

«El camino es el de la unidad, el de que entre todos forjemos esa unidad no solo para salvar vidas en el frente sanitario sino también para salvar empresas y puestos de trabajo. Señorías, yo creo que este Congreso tiene una tarea muy importante a partir de esta semana, con esa comisión parlamentaria para la reconstrucción social y económica, y le pido que deje la confrontación y que sume y arrime el hombro».