Fernando Simón, coordinador de Alertas Sanitarias y Emergencias, en una rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad en febrero de 2020

Fernando Simón y su consejo sobre llevar mascarilla: No se puede decir mejor

Ha sido muy claro y contundente con sus palabras

426 contagiados más y 176 muertos por coronavirus es el balance de las últimas 24 horas que ha dado a conocer Fernando Simón (Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad). Lo ha hecho, como es habitual, a través de una rueda de prensa, en la que ha respondido a las preguntas de los periodistas y una de las cuestiones más importantes que se han abordado ha sido el uso de mascarillas.

Así se le ha planteado el porqué no se obliga a emplear a aquellas, como se pretende hacer en la Comunidad de Madrid. Y en este caso ha sido muy claro: «El uso de mascarillasno lo puede hacer todo el mundo de la misma manera, hay colectivos para los que su uso no es fácil». En concreto, ha puesto como ejemplo no solo a los más pequeños sino también a las personas que sufren ansiedad o a quienes padecen EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).

De la misma manera, ha manifestado que el empleo de mascarillas, por supuesto, es «una buena medida de prevención», pero que hay que hacer hincapié también en otros aspectos. Así, de forma contundente ha dejado claro que «La mejor mascarilla son los dos metros de distancia».

Por supuesto, no ha querido desaprovechar esta rueda de prensa para lanzar un mensaje a todas esas personas que, en las últimas horas, hemos podido ver que incumplen las medidas establecidas. Sí, las que no usan mascarilla en el transporte público o las que no están manteniendo la distancia de seguridad exigida.

A todos esos ciudadanos, Fernando Simón les ha querido enviar un mensaje tan duro como necesario: «No podemos olvidarnos de nuestros 26.920 fallecidos, no podemos olvidar los 176 fallecidos de hoy, todos los hospitalizados que todavía están y todos los que estuvieron».

Palabras a las que ha añadido: «El riesgo es que uno se infecte y que alguien que esté a nuestro lado pueda fallecer. No podemos olvidarlo tan pronto. Hay que ser conscientes».