Imagen de archivo Pablo Iglesias

Urgente: Podemos impulsa un nuevo impuesto en España. A quién le tocará pagar

La propuesta será debatida en la Comisión de Reconstrucción Económica y Social del Congreso de los Diputados

Unidas Podemos acaba de anunciar la propuesta de una  «tasa Coronavirus», la creación de un impuesto a las grandes fortunas que grave patrimonios de más de un millón de euros dentro de la gran reforma fiscal para hacer frente a la crisis económica. Se confirma así lo que el partido de Pablo Iglesias venía preparando los últimos días: un  impuesto a los ricos.

La propuesta tendrá que ser debatida en la Comisión de Reconstrucción Económica y Social del Congreso de los Diputados, y en concreto establece que el impuesto sea progresivo de forma que la mayor parte recaiga en los mil patrimonios más altos. Según los cálculos de Unidas Podemos, aumentará la recaudación un 1% del PIB, unos 11.000 millones de euros.

Dentro de la propuesta se incluye que se grave a los patrimonios netos a partir de un millón de euros con un 2%, con un 2,5% a partir de 10 millones, con un 3% a partir de 50 millones, y con un 3,5% a partir de los 100 millones, mientras que la vivienda habitual hasta 400.000 euros quedaría exenta. Además, el impuesto no podría bonificarse por las comunidades autónomas.

La «tasa Coronavirus», o  «tasa Amancio» como algunos la llaman, en alusión al foco de las críticas de Podemos, el presidente de Inditex Amancio Ortega, responde a la necesidad de muchas empresas y familias del apoyo del Estado, que va a necesitar liquidez para afrontar las  ayudas económicas  y, por lo tanto, necesitará ampliar la recaudación.

«Tenemos que recuperar lo común, y es justo que quienes más tienen contribuyan de forma especial a sostener a quienes se van a ver afectados por la crisis», dicen en Podemos, que justifican la nueva tasa por la inversión necesaria «para no descuidar la investigación que puede salvar vidas, y reforzar los servicios públicos como la  sanidad, la atención social o las residencias donde cuidamos a nuestros mayores».

La explicación de la formación morada, ahora en el Gobierno, es que en la última década  ha aumentado la desigualdad  de la renta en España y se ha producido una fuerte concentración de la riqueza. «El 1% de la población con mayor patrimonio acapara una cuarta parte de la riqueza del país, mientras que el 20% más pobre sólo posee el 0,1%», aseguran.

Además, Podemos justifica que también en Estados Unidos y en Europa ya antes de la crisis del Covid-19 se estaban haciendo propuestas para establecer nuevos impuestos progresivos sobre los mayores patrimonios, como una forma de reducir la desigualdad y  obtener recursos que permitan financiar las inversiones necesarias para hacer frente al cambio climático.

La nueva situación exige, según dicen, el compromiso de las grandes fortunas con el país. Por eso en las últimas semanas los ministros de Unidas Podemos, con el vicepresidente Pablo Iglesias al frente, han tratado de imponer su tesis en el seno del Gobierno y consolidar un impuesto a los ricos para  aumentar la recaudación.

Podemos consigue así hacer realidad su sueño, pues el impuesto a los ricos ha sido una de sus grandes bazas electorales  desde que nació la formación y empezó a tener representación en las instituciones. Ahora, con el partido en el Gobierno y enmedio de la peor crisis económica en mucho tiempo, es  la oportunidad perfecta para hacerlo realidad.