Pasajeros con mascarillas en una estación de Hamburgo.

Cuidado: El gran error que estamos cometiendo con el coronavirus según el mayor experto

Georga Gao es el director general de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de China.

Desde el inicio de la crisis del coronavirus ha habido un debate que aún continúa a día de hoy: el uso de la mascarilla. 

Mientras que algunos gobiernos europeos y la propia Organización Mundial de la Salud han descartado implantar su uso de forma generalizada, en los países asiáticos el uso obligatorio de mascarillas  ha sido la medida más estricta en cuanto a la protección ante el coronavirus

Si bien es cierto que a estas alturas la mayoría de países y la OMS recomiendan su uso a la población general no han dado el paso de convertirlas en obligatorias. 

Mascarillas voluntarias: el gran error de Europa

Para el mayor experto mundial del coronavirus este es el gran error cometido por Europa y Estados Unidos  en la lucha contra el Covid-19. Así mismo lo ha hecho saber Georga Gao, director general de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de China, en una entrevista en 'Science'. 

Gao, que también es doctor por la Universidad de Oxford y se formó en Harvard, asume que el uso de mascarillas es vital para frenar el contagio, así como lo es la higiene de manos y el distanciamiento social. 

«Este virus se transmite por gotitas y por contacto cercano. Por eso tienes que llevar una máscara, porque cuando hablas siempre salen gotas de tu boca.  Mucha gente tiene infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si llevan máscaras, pueden evitar que las gotas cargadas de virus escapen e infecten a otros» ha señalado tajantemente el doctor. 

De esta forma, el uso de cualquier mascarilla, ya sea desechable o reutilizable, es fundamental para evitar el contagio a terceros, es decir, evitar la difusión del virus. 

Objetivo: evitar la expansión a terceros

Si toda la población utilizara una mascarilla higiénica o quirúrgica, independientemente de su estado de salud, se impediría el esparcimiento de gotitas de saliva  que pueden permanecer en las superficies y entrar en contacto con otras personas. 

Como bien sabemos existen mascarillas profesionales, como la FPP2 y la FPP3, que además de proteger la salida de partículas virales también impiden la entrada, pero estas solo son necesarias para aquellas personas muy expuestas al virus, como el personal sanitario.   

En el caso de la población en general, al evitar la salida de partículas potencialmente contagiosas ya no sería necesario proteger la entrada de dichas partículas con mascarillas filtrantes. 

Uso de las mascarillas en España

En el caso de España, el Gobierno en un principio ni siquiera aconsejó el uso de mascarillas. Por aquel entonces esta decisión se debía a una cuestión de escasez, si todos empezábamos a utilizar este material no quedarían suficientes unidades para los más necesitados: el personal sanitario y las personas enfermas. 

Una vez que la pandemia fue avanzando y las adquisiciones de material fueron más grandes, el Gobierno empezó a recomendar su uso para ir a lugares cerrados  como supermercados.

Ahora, durante la desescalada el uso de mascarillas solo es obligatorio en el transporte público, considerado indispensable ante la gran afluencia de personas en estos espacios. 

Su uso quizás no sea necesario en los espacios al aire libre, debido a la gran distancia social que se puede mantener en estas zonas y a la ausencia de superficies de contacto. 

Sin embargo, son muchos los expertos que indican que este uso obligatorio debería extenderse, como mínimo, a todos los lugares y establecimientos cerrados.