Montaje con foto de la desaparecida

Óscar, principal sospechoso de la muerte de Esther López, decide hablar

La investigación del caso de Esther López podría dar un paso importante con la revelación realizada

La muerte de Esther López, que fue encontrada sin vida en una cuneta tras 24 días desaparecida, sigue estando rodeada de incógnitas.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

La Guardia Civil parece que tiene como principal hipótesis de su fallecimiento un atropello. Y, además, cree que la joven vallisoletana fue puesta en el lugar donde se halló de forma intencionada.

Pero la investigación sigue abierta y se están analizando sus ropas así como su móvil, que ha permitido saber el destinatario de su último wasap. Investigación que tiene en el punto de mira a Óscar, el amigo que la vio con vida por última vez.

Un hombre que ha realizado una confesión inesperada que podría ser importante para el caso. Ha revelado algo que hicieron en la noche de autos.

Óscar y su última confesión dentro del caso Esther López

El citado amigo de Esther, en cuyo coche ella viajó la madrugada en la que desapareció, ha estado siempre en el punto de mira de los investigadores. Y es que ha caído en distintas contradicciones a lo largo de las declaraciones que ha ido realizando.

Él contó que, tras dejar a Carlos, él y la chica siguieron su recorrido hasta que discutieron y ella se bajó del coche. Pero parece que esto no es todo lo que había sucedido. Se ha descubierto que el hombre había confesado algo más fuera de las dependencias policiales.

Una de las batidas en Traspinedo, Valladolid
Óscar, el principal sospechoso, había ocultado algo a la Guardia Civil | Cedida

Tener este dato les sirvió a los agentes del caso para saber que los tres amigos hicieron algo que se había ocultado. Según ha desvelado Ok Diario, antes de tomar caminos separados, habían estado en Las Bodegas, una zona situada a un kilómetro de Traspinedo.

Dicho lugar se compone de “merenderos privados cerrados y con bodegas en la parte trasera”. Allí, al parecer, consumieron drogas duras, exactamente cocaína fumada o crack. Una droga que provoca un “subidón” prácticamente inmediato en el estado de ánimo de quien la toma, pues tarda menos de diez segundos en llegar al cerebro.

Asimismo, esa euforia puede desaparecer en minutos para dar lugar a situaciones como alteración del ritmo cardíaco o dilatación de las pupilas. A esto hay que sumar otros efectos posibles como aumento de la presión arterial, paranoia, comportamientos violentos o incremento de la temperatura corporal.

Entre las complicaciones que esta sustancia puede traer consigo están náuseas, dolores de cabeza, convulsiones, ataques cerebrovasculares e incluso el coma.

Montaje en el que aparece un Guardia Civil en el operativo de búsqueda de Esther López
El amigo de Esther López ha acabado confesando el episodio con cocaína fumada | EP

Eso sí, tras desvelarse lo sucedido, el entorno más cercano a López ha dejado de manifiesto que ella no consumía drogas.

Óscar se afianza como sospechoso más relevante de la muerte de Esther López

Tener este dato que el amigo se ha encargado de ocultar puede ser de utilidad para conocer qué le pasó a Esther. Y de aquel está 'tirando' ahora la Guardia Civil para intentar esclarecer qué sucedió esta noche. Lo que es innegable es que el silencio de aquel al respecto y esta nueva información le mantienen como principal sospechoso.

Otros motivos que han llevado a que suscite el recelo de los investigadores son las contradicciones en las que, como hemos expuesto, ha caído. Y esto no es todo. También hace sospechar que su coche, que fue analizado y en el que no se encontraron restos biológicos de la chica, estuviera tan limpio.

Montaje con foto de Esther López
Del sospechoso de la muerte de Esther se cuestionan sus contradicciones o la limpieza de su vehículo | La Noticia Digital

De igual modo, despierta dudas su aseveración de que dejó a la joven en plena carretera y sola de madrugada. Es más, el novio de ella, que hace unos días decidió hablar, ha dejado de manifiesto que tampoco se cree dicha afirmación.