Imagen de un féretro en un entierro

Organizan el funeral de su familiar fallecido por Covid y lo ven desayunando en el hospital

El sorprendente suceso se produjo en un hospital situado en la localidad italiana de Sora, en la región de Lacio

La crisis del coronavirus ha dado lugar a situaciones atípicas e increíble fruto del caos protocolario derivado de la pandemia.

Ante el colapso hospitalario y la necesidad de mantener unas estrictas normas sanitarias, los centros médicos se han visto desbordados.

El hombre italiano contagiado de coronavirus que se dio por muerto

En este contexto es lógico entender que se puedan producir algún que otro error administrativo. Tanto es así que en Italia un error de este tipo acabó dando por fallecido a un hombre que estaba vivo y coleando.

El sorprendente suceso se produjo en un hospital situado en la localidad italiana de Sora, en la región de Lacio.

El hombre se encontraba ingresado en el centro hospitalario tras haber contraído el coronavirus y estaba bajo cuidados médicos debido a su elevada edad.

Debido a los protocolos sanitarios el hombre no podía recibir las visitas de sus seres queridos, por lo que cuando comunicaron su supuesta muerte a sus familiares estos se mostraron muy conmocionados.

La familia organizó el funeral de un pariente que estaba vivo

Como le sucedió a muchas personas, la familia no pudo despedirse de su familiar. Con toda la tristeza del mundo, la familia empezó a organizar el funeral del anciano para poder rendirle un homenaje y despedirse de él con una bonita ceremonia.

La familia incluso llegó a encargar los carteles para anunciar la muerte del hombre, pero sus planes cambiaron drásticamente al enterarse de que su familiar estaba vivo, según informa el periódico 'La Repubblica'.

Aunque los parientes del hombre habían sido informados de su muerte por el propio centro hospitalario, empezaron a sospechar del suceso cuando la funeraria les envió una fotografía del cadáver ya preparado para ser enterrado.

En la fotografía aparecía el supuesto fallecido ya vestido y colocado en el ataúd. Sin embargo, su aspecto físico era muy distinto al que sus parientes recordaban.

Aunque los familiares llevaban un tiempo sin ver a su pariente por la imposibilidad de visitarlo en el hospital, no podían creerse que el anciano hubiese dado un cambio tan radical en tan pocos días.

Un hospital de Italia comunica por error la muerte por coronavirus de un hombre

Los parientes, consternados por la trágica noticia y dubitativos por las sospechas, se dirigieron al hospital para confirmar la muerte de su pariente.

Cuando los familiares del anciano llegaron al hospital se encontraron con que su pariente estaba más vivo que nunca desayunando tranquilamente en su habitación.

El 'shock' de los familiares fue enorme, pero pronto pudieron averiguar que había sucedido. Aparentemente, los empleados del centro le dieron por error a los carabineros las referencias de un paciente que sí murió en sus instalaciones.

Los representantes del hospital acudieron a la policía italiana porque ningún pariente del fallecido había dejado sus datos de contacto, y había que avisar a los familiares de alguna forma.

Entre tanto, el hombre dado erróneamente por muerto estuvo tranquilamente ingresado en ese centro hospitalario varios días.

El hombre no recibía visitas por el protocolo sanitario, pero seguía con vida y recuperándose de coronavirus que finalmente no pudo acabar con su vida.

Esta se trata de una situación insólita fruto del caos hospitalario que ha generado la pandemia. Sin embargo, son muchos los sucesos atípicos que se han producido durante esta época.

Desde el estallido de la crisis del coronavirus han sido muchas las personas que han fallecido solas en los hospitales sin poder despedirse de sus familiares. Un suceso dramático que sin lugar a dudas ha dejado grave secuelas psicológicas en la población que lo vivió.

También se han conocido varios casos de muertos por covid cuyas cenizas se perdieron debido al desborde de las funerarias, colapsadas en los peores meses de la primera ola de contagios.