Agente de criminalística de la guardia civil sacando fotos con un camión de bomberos delante

Pierde la vida una niña de 3 años al ser olvidada por su madre en el coche durante horas

Ocho fueron concretamente las horas que estuvo la pequeña sola y encerrada

Aunque pueda parecer increíble, periódicamente conocemos el caso de padres, madres e incluso abuelos que se han olvidado a sus niños pequeños dentro del coche. Menores que, en muchos casos, han logrado sobrevivir y otros que han acabado falleciendo. Y esto último es precisamente lo que le ha sucedido a una bebé de 3 años.

En concreto, ha perdido la vida después de que su madre y la pareja de esta se olvidaran de ella dentro del vehículo. Y es que pasó ocho horas encerrada en ese y completamente sola.

El origen de los hechos

En la ciudad de Townsville, en Australia, es donde ha tenido lugar tan trágico suceso, que ha explicado el medio 'News.com.au'. Este se produjo hace unos días cuando una madre (Laura Black), de 37 años, y su chico (Aaron Hill) de 29 años, decidieron llevar a las hijas de aquella al colegio. En concreto, subieron a las tres niñas más mayores y también a la bebé, Rylee, de 3 años.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Una vez dejaron a las primeras en la escuela y durante el regreso a casa, la menor se quedó dormida en el vehículo. Y todo mientras los adultos mantenían una discusión. Esa les hizo llegar a casa, salir del coche y no recordar que la pequeña estaba aún en el interior del mismo.

Descubren que Rylee estaba en el interior.

Una vez dentro de la vivienda, Laura y Aaron se dedicaron a ver series en la plataforma Netflix. En ningún momento pensaron en Rylee. Por eso, ocho horas después, cuando fueron al coche para recoger a las niñas del centro escolar se toparon con que la bebé estaba dentro.

La menor había pasado esas ocho largas horas dentro de un vehículo aparcado en una calle en la que la temperatura aproximada era de 32º.

Nada más ver a la bebé, intentaron reanimarla, pero era imposible, se había desvanecido. Por eso, rápidamente la trasladaron hasta el Hospital Townsville University. Sin embargo, los doctores que la atendieron nada pudieron hacer por salvarla. Había muerto.

La madre y su pareja, a juicio

Como no podía ser de otra manera, nada más conocerse lo sucedido, la madre de Rylee y la pareja de esta fueron detenidos. Pasaron el fin de semana en el calabozo. No obstante, su abogado, alegando que ha sido «un acto no intencionado», ha conseguido que ahora se encuentren en libertad.

Por el momento, se les ha obligado a vivir separados y ya saben la fecha en la que tendrán que acudir ante los tribunales. Esa será el 24 de febrero de 2021.

Mientras tanto, se ha puesto en marcha una campaña solidaria a favor del padre y las tres hermanas de la bebé fallecida. Se está recaudando dinero para ayudarles en este duro trance que están sufriendo. Y eso se está llevando a cabo a través de la plataforma GoFundMe.

Otros casos similares recientes

Como hemos mencionado al principio de este artículo, periódicamente se producen casos similares al que ahora ha sucedido en Australia. Buena muestra de eso son los dos más recientes que se han hecho públicos.

El pasado mes de julio en Toledo una mujer se dejó a su hijo de 2 años en el interior del coche durante, al menos, media hora. Estuvo ese tiempo con las ventanas cerradas y aparcado al sol, ni más ni menos que haciendo 41º. Afortunadamente, el pequeño solo se deshidrató y su progenitora alegó que es que había subido la compra a su casa.

No obstante, en octubre, en Las Vegas, una niña de 1 año murió tras estar dentro del coche de su padre durante una hora y a altas temperaturas. El padre se dejó las llaves dentro del vehículo. Y lo grave del asunto es que ese se negó en todo momento a romper el cristal y rescatar a su hija. Lo hizo aludiendo que era un coche caro. Al final, tanto se tardó en sacarla que acabó falleciendo.