Plano medio de la ministra Carolina Darias en un atril con la banderas española y europea de fondo

La ministra de Sanidad confirma un cambio drástico de la pandemia en España

Carolina Darias explica la última decisión tomada con las comunidades autónomas

Carolina Darias se reunía en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con las comunidades autónomas para idear una nueva estrategia sobre la pandemia. En la reunión, se han llegado a varios acuerdos para seguir gestionando la crisis sanitaria que deja en evidencia un cambio de criterio.

La ministra de Sanidad comunica un cambio importante de la pandemia

A estas alturas de la pandemia se han experimentado varios cambios que nos acercan un poco más a la conocida como antigua normalidad. Las mascarillas en exteriores han dejado de ser obligatorias y se espera que, dentro de poco, también se aplique para interiores.

Sin embargo, hay otra modificación a tener en cuenta a partir de ahora. Una modificación acordada tras el Consejo Interterritorial de hace unos días. Reunidos los representantes de las comunidades autónomas y Carolina Darias decidieron dar un giro en la gestión de la pandemia.

Carolina Darias, Ministra de Sanidad
El Ministerio de Sanidad implantará un nuevo sistema de vigilancia | GTRES

Concretamente en lo que se refiere al registro de los contagios. Así pues, la ministra de Sanidad confirmaba que solo se contabilizarán los casos graves y vulnerables de la enfermedad.

Bajo el nombre de Declaración de Zaragoza, reside el objetivo de proteger a los más vulnerables como los inmunodeprimidos. Se trata de una "fase de transición" para controlar el COVID antes de que se cree un sistema de vigilancia centinela.

Se prevé que este sistema llegue antes del primer trimestre del 2023 y podrá recoger otras enfermedades no transmisibles. No es una opción desconocida, pues es lo que se utiliza para controlar la gripe.

Según Darias, este nuevo método podrá "detectar el aumento de la incidencia y la población general". También, "la detección precoz de nuevas variantes y la medición de la efectividad vacunal".

Modificaciones en los sistemas informáticos

Este nuevo sistema para gestionar el registro de contagios también afectará de lleno a los sistemas informáticos actuales epidemiológicos de Sanidad y de las comunidades. De ahí que estos deberán adaptarse mediante una Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública.

Un apartado que deberán implantar todas las administraciones para trabajar conjuntamente en el control de la pandemia. "Estará integrada por la red de vigilancia nacional y de las comunidades y ciudades autónomas", explicaba la ministra.

Una mujer paseando en Madrid con la mascarilla puesta
Todas las comunidades trabajarán conjuntamente en un nuevo modelo de vigilancia sobre la salud | EP

"Con criterios coordinados de organización, gestión y calidad de la información así como capacidad de adaptación", añadía Darias. La ministra se ha comprometido a aportar todos los recursos humanos, tecnológicos y presupuestarios que se necesiten para ello.

Además, se crearán equipos multidisciplinares de profesionales cuyas funciones serán vigilar e intervenir para proteger la salud.

Por el momento, estarán todavía vigentes los métodos de seguimientos del coronavirus ya implantados "ante el riesgo de cambios negativos en el curso de la pandemia".

▶️ Avisan de una nueva secuela de Ómicron: No es fácil de detectar

Se trata de un cambio "muy ambicioso"

Sin duda, la implantación de este nuevo sistema de control es uno de los proyectos que más impacto tendrá en nuestra sanidad. Tal y como explicaron desde el Ejecutivo, recogerá las enfermedades tanto transmisibles como las no transmisibles, así como otros aspectos sanitarios.

"Es un compromiso muy ambicioso", confesaba la ministra de Sanidad. "Va a incluir enfermedades no transmisibles y otros aspectos como la salud animal y ambiental", añadía. Y todo " bajo la mirada de 'One Health', una sola salud", sentenciaba.

Dada su envergadura, el Gobierno no tiene muy claro cuándo se implantará este nuevo sistema de vigilancia. Para facilitar las cosas, han pedido a la Ponencia de Vacunas una propuesta para valorar en la próxima Comisión de Salud Pública.

El objetivo de esta petición es "decidir a partir de qué elementos se podría empezar ya a poner en marcha", señalaba. Y con ello "hacer un seguimiento de los casos vulnerables y graves".