Cinco personas en una mesa celebrando una cena de Navidad y con mascarillas puestas

Una parte de España mantendrá el toque de queda a las 22 horas toda la Navidad

Su gobierno autonómico no cree que se pueda flexibilizar esta medidad

Hace días que se viene debatiendo sobre como deberían ser las fiestas navideñas en España. En principio, todos teníamos asumido que se podría viajar entre comunidades para ver a familiares o allegados y que en los días más especiales no podremos reunir 10 personas y el toque de queda será hasta la una y media de la madrugada.

Pero claro, eso se producirá siempre que no se vea un empeoramiento muy claro de la situación epidemiológica en toda España, como afirmaba el ministro Salvador Illa. Y como hay zonas donde se empiezan a cumplir este cambio de tendencia, con el alza de los contagios, hay un lugar de nuestro país donde ya se ha confirmado que el toque de queda no será, al menos en Nochebuena y posiblemente en Nochevieja, como en el resto de España. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y es que el gobierno balear ha aprobado que el toque de queda nocturno en Mallorca sea hasta las 22.00 horas hasta el próximo 28 de diciembre sin que se retrase excepcionalmente los días de Navidad. Lo ha aprobado el Consell de Govern que ha determinado que Mallorca pase al nivel 4 de alerta sanitaria por el COVID-19, el nivel de riesgo máximo en las islas. 

Junto a esta medida, la restauración de la isla balear ve como sufre un golpe al sufrir nuevas restricciones mientras en otras zonas del país se empieza la reapertura. Aquí bares y restaurantes se verán obligados a cerrar a las 18.00 horas en fin de semana. El objetivo sería que no se produzca lo que se conoce como 'tardeo', alargar en exceso los encuentros en los bares en horario de tarde. También se verán obligados a cerrar en el interior y solamente podrán atender clientes en las terrazas, que tendrán un aforo limitado del 75% de su capacidad. 

Curiosamente, esto varía lo que estaba establecido en un principio para el nivel 4 que marcaba un aforo de 50 por ciento. También hay otros cambios, permitiendo las reuniones de seis personas en interiores y permitiendo fumar en la calle pero no en las terrazas. También se permitirá la entrega a domicilio de comida hasta media noche. 

Donde también se aprueban nuevas restricciones es en los comercios. En las grandes superficies y centros comerciales se baja el aforo al 30% será obligatorio llevar a cabo un control de accesos. También se reduce a un 50% en el pequeño comercio.

Hay algunos cambios también para el resto de las islas. Mientras, Formentera es en la única donde no habrá cambios, Menorca sube del nivel 2 al 3 e Ibiza baja del 3 al 2. 

La presidenta balear da por casi descarta una flexibilización durante la Navidad

Estas decisiones se han comunicado esta mañana a los agentes sociales de Baleares en una reunión de la Mesa de Diálogo Social presidida por la presidenta Francina Armengol. Esta había lanzado un mensaje los últimos días advirtiendo de la llegada de la tercera ola y pidiendo «máxima precaución a la ciudadanía. 

Y hoy, una vez anunciaba las medidas, se mostraba poco optimista para que se puedan levantar pasadas las próximas dos semanas. Veía «muy complicado» que en 15 días mejore lo suficiente la situación sanitaria en la isla mallorquina para que se levanten las restricciones de cara a la Nochevieja, aunque de momento solo estén confirmadas hasta el 28 de diciembre. 

La presidenta balear ha reconocido que sería «deseo de todos» poder flexibilizar o mantener las restricciones como el resto de España, pero que «la realidad» les obliga a ser más estrictos. Armengol anunciaba que la incidencia acumulada a 14 días en Mallorca es de 336 casos por cada 100.000 habitantes, y preveía «que la semana que viene irá al alza».