Montaje con tres chicas transmitiendo su mensaje desde Mallorca sobre el macrobrote de covid

Los jóvenes aislados en un hotel por el brote: 'No vuelvo a Mallorca en mi vida'

Las jóvenes muestran su indignación por la dejadez del gobierno balear tras estallar el megabrote

Los casos de afectados por el megabrote de Mallorca siguen aumentando. Ya son 1.167 contagiados y 4.796 personas en cuarentena a raíz de varios viajes de estudios de cientos de jóvenes en las Islas Baleares.

Esos eran los datos actualizados que ofrecía este lunes Fernando Simón, director del CCAES. Según Simón, en los viajes de estudios se creó una "situación perfecta para una gran transmisión del virus".

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

"Ha congregado a población de nuestro territorio y de fuera. Tienen múltiples orígenes geográficos, múltiples variantes en la zona, múltiples escenarios epidemiológicos y eventos masivos con poco control", ha apuntado el funcionario de Sanidad.

Simón ha contado que la gran mayoría de contagios se han dado en el lugar de transmisión. También es cierto que se han producido algunos casos secundarios en otras zonas del país. En concreto, han sido entre 20 y 30 infecciones.

La indignación de los estudiantes aislados forzosamente en un hotel Covid

Días más tarde de lo sucedido en Baleares, algunas jóvenes dan la cara para hablar de lo sucedido. "Lo único que quiero es volver a mi casa, pero no sé cuando nos dejarán".

Son muchos los estudiantes que viven esta dramática situación con una gran impotencia. Con todo, las jóvenes han denunciado el trato que recibieron del Govern y la falta de datos actualizados sobre lo que verdaderamente estaba pasando allí.

Una de las afectadas por el citado megabrote, Marina Brigitte, está aislada en el Hotel Palma Bellver. La estudiante tuvo que quedarse en este alojamiento sin previa autorización de los padres, algo que ha denunciado.

"Empezaron a llegar ambulancias y la policía nos dijo que teníamos media hora para hacer las maletas e irnos. En ningún momento se le avisó a mis padres de lo que estaba sucediendo", ha dicho. El caso es que Salud ordenó ese confinamiento forzoso en régimen de aislamiento bajo custodia policial.

Fue la propia estudiante la que señaló que, a pesar de su negativo en la PCR, nadie le informó cuando podría regresar a su ciudad de residencia, Córdoba.

"En un principio nos dijeron que si dábamos negativo nos íbamos el mismo día para casa. Ahora nos dicen que me tengo que hacer un test de antígenos, realmente no sé cuándo podré volver porque no nos informan de nada. Esto es un verdadero caos".

También denuncia que, cuando les llevaron al hotel Covid, les metieron en unas habitaciones con estudiantes con los que no habían estado en contacto.

Además, esta protesta fue jaleada por unos 50 alumnos de Cádiz. Afirmaron "estar secuestrados" por las autoridades en un hotel de Mallorca sin poder dejar sus habitaciones. Incluso alguna madre denunció que "no han tenido contacto estrecho con ningún positivo y todos tienen PCR negativa".

Los monitores, en shock ante la magnitud del megabrote

Algo reseñable es que los alumnos no fueron los únicos impactados con lo sucedido en los hoteles. Los monitores de las agencias que fueron con ellos también estaban en estado de shock.

"Se están llevando a los chicos de forma obligada, sin ningún permiso. En mi grupo yo tengo estudiantes que hace un día que han dado negativo y les siguen reteniendo allí, es increíble", sentenció uno de ellos.

Según iban transcurriendo las horas, el cabreo entre los jóvenes afectados fue creciendo. Hasta uno de los adolescentes se encaró con un guardia civil cuando era llevado al Palma Bellver. "No voy a volver a Mallorca en mi vida", dijo uno de los estudiantes mientras se iba del Hotel Luna Park.

Hay que señalar que, durante las próximas jornadas, podrían aparecer más contagios ante los cribados que se están realizando en las últimas horas.