Fachada de la Agencia Tributaria

Hacienda moderniza sus inspecciones y pone el foco en un tipo de españoles

La Agencia Tributaria quiere luchar contra el fraude de las residencias fingidas en el extranjero

Hacienda ha apostado por un nuevo sistema de inteligencia artificial para modernizar sus inspecciones. El objetivo es incrementar la vigilancia y poner el foco sobre un tipo de españoles: las grandes fortunas españolas deslocalizadas en el extranjero.

En plena polémica por la decisión de algunos 'youtubers' de marcharse a Andorra y así evitar pagar  impuestos en España, Hacienda ha anunciado que reforzará el control de las personas físicas que fingen residir en el extranjero.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Hacienda intensifica las inspecciones sobre los ricos que se van al extranjero

En todo momento, la polémica con los 'youtubers' se ha desatado por una cuestión ética más que legal, dado que cualquier español está en su derecho de establecer su residencia en otro país y llevarse su fortuna al extranjero.

El problema, la ilegalidad, se comete cuando este cambio de residencia se convierte en una simple táctica para no pagar impuestos en España, debido a que la persona sigue desarrollando su vida en nuestro país a pesar de cambiar su residencia.

Este ha sido el caso de Shakira, por ejemplo, uno de los más mediáticos en nuestro país. La artista colombiana alegaba residir en Bahamas, considerado paraíso fiscal, en lugar de en Barcelona, donde tendría que tributar más de un 40% por sus ingresos.

Sin embargo, la inspección de Hacienda detectó que se trataba de una residencia fingida por parte de la artista, cuya actividad en redes sociales, transacciones con tarjetas de crédito y rutinas diarias de vida con su familia dejaban en evidencia que la mujer de Piqué reside en España.

Lo mismo sucedió con Borja Thyssen, que argumentaba estar residiendo en Andorra en lugar de en España, una residencia que Hacienda puede comprobar pidiendo a otros países e incluso a otras compañías por los datos de un contribuyente en concreto.

La ley obliga al contribuyente a pagar sus impuestos en España cuando pasa más de 183 días viviendo en el país, entre otros factores que se tienen en cuenta, por lo que el objetivo de la Agencia Tributaria es intensificar este tipo de inspecciones a grandes fortunas deslocalizadas fuera del país para evitar el fraude.

La Agencia Tributaria implementa un nuevo método para modernizar las inspecciones

Para detectar el fraude que comenten algunas de las grandes fortunas españolas que se marchan al extranjero pero, en la práctica, siguen residiendo en el territorio, la Agencia Tributaria ha implementado un nuevo método para modernizar las inspecciones.

Como señalábamos anteriormente, Hacienda ya hace uso de las redes sociales y de los pagos con tarjetas de crédito y débito para detectar residencias fingidas en el extranjero.

Sin embargo, a partir de ahora ha incorporado un nuevo sistema de inteligencia artificial y minería de datos que les permitirá rastrear a aquellos contribuyentes que deslocalicen su residencia de España.

A través de varios superordenadores que utilizan el sistema Big Data, una técnica de análisis de datos masivos de última generación, la Agencia Tributaria podrá crear un mapa de riesgos que permite a los inspectores conocer, antes de enfrentarse a los expedientes, qué movimientos pueden ser susceptibles de fraude.

Así, los inspectores robot seguirán ganando peso en los próximos meses dentro de la Agencia Tributaria, que ya está trabajando con este tipo de sistemas desde el pasado mes de diciembre, tal y como recoge el Plan Anual de Control Tributario de 2021.

Ya por aquel entonces, Hacienda decidió intensificar las inspecciones tributarias a grandes fortunas trasladadas a Portugal.

El país vecino ha sido puesto bajo el foco de la Agencia Tributaria, que ha centrado la campaña en este territorio tras observar en los últimos cinco años una huida masiva de millonarios españoles al país luso.