Salvador Illa en la Sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados en Madrid, el 14 de octubre del 2020

El Gobierno deja claro quién se vacunará primero y los que no lo harán hasta 2022

El personal sanitario y las personas mayores de 65 años recibirán las primeras dosis de la vacuna

El pasado martes 10 de noviembre, Salvador Illa anunció que la vacuna para combatir la crisis sanitaria llegará a España a principios del 2021. El ministro de Sanidad dijo que espera recibir 20 millones de dosis, de los 300 que ha adquirido la Unión Europea, del suero de Pfizer y BioNTech

Illa, además, se atrevió a señalar en su entrevista con 'La 1' que para el próximo mes de mayo una parte «importante» de la población española ya habrá recibido la vacuna y, por lo tanto, estará inmunizada.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Sin embargo, ahora la incertidumbre recae en quiénes serán las personas que recibirán las primeras dosis. Según han explicado algunas fuentes cercanas al equipo de preparación de la vacuna a 'La Vanguardia', la prioridad son el personal sanitario, los mayores de 65 años y los profesionales que les asisten. 

Los trabajadores esenciales fuera del sector sanitario y las personas en situación especial de riesgo, serían los siguientes en recibir el suero. «Trabajadores que no pueden distanciarse socialmente o grupos socioeconómicos vulnerables».

Los jóvenes no recibirán la vacuna hasta 2022

«La gente piensa que el 1 de enero habrá una vacuna y que las cosas volverán a la normalidad, pero las cosas no serán así. Nadie jamás ha producido vacunas en los volúmenes que se necesitarán, así que en 2021 esperamos tener vacunas, pero en una cantidad limitada». 

De esta forma, Soumya Swaminathan, la científica jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha desvelado que los últimos en recibir la vacuna serán los jóvenes, que deberán esperar hasta el año 2022, porque la producción inicial deberá ser destinada a los grupos de alto riesgo. «Una persona joven y saludable tendrá que esperar hasta 2022 para ser vacunada».

No obstante, las fuentes han destacado que España está trabajando junto a Bruselas para que haya una estrategia de vacunas común en la Unión Europea. 

España recibirá 20 millones de dosis de la vacuna de Pfizer

Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, autorizará la compra de 300 millones de dosis de Pfizer, que se sumará a los 800 millones que ha adquirido de AstraZeneca, Sanofi y Johnson & Johnson. «Necesitamos tener un amplio porfolio de vacunas basadas en diferentes tecnologías», han subrayado desde Bruselas. De los 300 millones de Pfizer, a España le corresponden 20. 

España, tal y como avanzó Illa, cuenta con un presupuesto de 1.011 millones de euros para la adquisición de las vacunas para combatir el Covid-19, pero reconoció que no sabe cuántas dosis se podrán conseguir con esa cantidad porque es Bruselas la que negocia los precios y, además, el precio variará cuando haya varias vacunas disponibles. 

Dos dosis del suero de Pfizer, según el acuerdo con Estados Unidos, costarán 39 dólares (33 euros). La empresa afirmó que no cobraría menos de esa cantidad a ningún país desarrollado y en España será costeado por el Sistema Nacional de Salud. 

A la espera de nuevos resultados

A pesar de que son 10 las vacunas que se encuentran más desarrolladas en todo el mundo, hay una decena que ya se encuentra en la fase 3 del ensayo clínico. Una fase que sirve para comprobar si el suero es eficaz o no y para descartar efectos secundarios graves. 

«Hasta que no tengamos los resultados de la fase 3 no sabremos cuáles y cuántas de esas vacunas serán seguras, efectivas y protegerán por un periodo largo», subrayó Soumya Swaminathan. Unas palabras que también secundó Fernando Simón, quien pidió prudencia hasta que se obtuvieran los resultados. 

Aunque la representante de la OMS anticipó que los resultados podrían estar listos para principios del próximo año, advirtió que «nada debe comprometer los resultados que se obtengan porque se trata de vacunas que serán utilizadas en miles de millones de personas, así que necesitamos estar totalmente seguros de que es la decisión correcta».