Fotografía de una calculadora y unas llaves de casa sobre una mesa

El Gobierno aprueba ayudas para quien haga obras en casa

El ministerio de Transportes estudia varias rebajas fiscales para incentivar la rehabilitación de viviendas como clave de la recuperación económica

El Gobierno de Pedro Sánchez prepara beneficios fiscales para los que quieran rehabilitar su vivienda. La nueva medida va más allá de las subvenciones que se daban hasta ahora y quiere ser un estímulo a la recuperación económica mediante el impulso de la reforma de viviendas. El Gobierno estudia ahora cómo se pueden concretar los beneficios fiscales. 

El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana estudia varias alternativas como aplicar un IVA reducido del 4% para las actuaciones de los programas de reforma habitacional, o permitir que las subvenciones para la rehabilitación no compute en el IRPF.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El Gobierno tiene la convicción de que el actual sistema de ayudas perjudica a las rentas más bajas y no incentiva a las más altas. La introducción de rebajas fiscales es un intento de acabar con esta situación y estimular este tipo de actuaciones para recuperar la economía. Esto podría suponer un ahorro para las personas que decidan hacer reformas en casa.

Con la situación actual, las subvenciones entregadas para la rehabilitación de la vivienda tienen que declararse en el IRPF y tributar por ellas. Lo mismo sucede con el plan renove de los coches. El Gobierno confía en que la eliminación de la tributación en la renta suponga un incentivo para que muchas personas decidan emprender reformas en su casa.

La propuesta está encima de la mesa, aunque no hay una decisión tomada. El carácter de las medidas finales dependerá en buena medida de lo que digan las comunidades autónomas, que tienen las competencias en materia de vivienda. 

Por su lado, el ministerio de Transportes quiere impulsar la rehabilitación como una de las claves de la recuperación. Para ello se cuenta con 4.200 millones de euros de los fondos europeos para destinar a las actuaciones en cerca de medio millón de viviendas. Una cifra aún pequeña, teniendo en cuenta la estimación para los próximos años.

Porque según los cálculos de varias asociaciones del sector, en los próximos años habría que modernizar unos 20 millones de viviendas para convertirlas en edificios eficientes adaptados a las normas energéticas actuales. En todo caso, la medida que pretende llevar adelante el Gobierno quiere ser un primer paso para esta estrategia a largo plazo.

Reforma de los barrios

Además del ámbito de la vivienda, las reformas se harán también en las comunidades de vecinos y el entorno de los edificios. De ahí nace otro de los grandes objetivos del ministerio que dirige José Luis Ábalos, que pretende llevar a cabo una regeneración de los barrios con reformas integrales en los edificios y en el entorno. 

Estos aspectos se recogen también en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En él se encuentra el objetivo de «abordar la mejora de las condiciones de habitabilidad, instalación de aplicaciones inteligentes en edificios, el despliegue de techos solares y la instalación de alumbrado público inteligente».

Así se espera avanzar en el objetivo de la reducción de emisiones contaminantes al tener viviendas más eficientes, pero también apoyar a un sector que con una mayor demanda será capaz de generar mano de obra de forma rápida y, por lo tanto, podría servir como un nuevo estímulo para aumentar la ocupación y reducir el desempleo.

Campaña de la renta 2021

La intención del Gobierno de premiar con beneficios fiscales a los que hagan reformas en casa coincide con la cercanía de la campaña de la renta 2021. Para hacer la declaración de la renta del año que ahora acaba hay varios beneficios fiscales que, según los técnicos, puede suponer un ahorro de hasta 1.700 euros para las rentas bajas y 4.500 para las más altas. 

Los asesores fiscales recomiendan hacer aportaciones a los planes de pensiones o a los planes de previsión asegurados a efectos de conseguir un ahorro fiscal en la declaración del año que viene. Aun así, este será el último año en que se podrá reducir la base imposible hasta los 8.000 euros, siempre que las aportaciones no superen los rendimientos del trabajo.

En cuanto a la vivienda, a la espera de las nuevas medidas del Gobierno sobre la rehabilitación de las casas, aquellos que compraron su vivienda o realizaron un pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 seguirán disfrutando de su derecho a la desgravación, lo que podría suponer un ahorro de hasta el 15% de las cantidades invertidas.