ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
John Magufuli en una imagen de archivo

Fallece el presidente del país que negaba el coronavirus y las vacunas

John Magufuli proponía a sus ciudadanos rezar en iglesias y mezquitas para combatir el «satánico virus»

John Magufuli, el presidente de Tanzania, murió a los 61 años por problemas cardíacos, de esta manera lo comunicó la vicepresidenta del país. Un presidente que, desde bien entrada la pandemia se había mostrado siempre en contra de la misma y de las medidas y restricciones que se debían llevar a cabo para frenar la expansión de esta enfermedad. En este sentido, Magufuli proponía a sus ciudadanos rezar en iglesias y mezquitas para combatir el «satánico virus».

En los últimos días, la infección del coronavirus en Tanzania se estaba expandiendo a velocidades muy rápidas, una realidad de la que ya habían avisado las organizaciones internacionales ante esta situación pero que el máximo representante hacía caso omiso. Situación especialmente complicada en el territorio de Dar es Salaam, en donde ya muchos de los centros hospitalarios se han visto desbordados las últimas semanas.

Por su parte, el líder del Gobierno llevaba ausente y sin mostrarse en público desde hacía dos semanas, desde el pasado 27 de febrero, un hecho que había condicionado a que toda la ciudadanía rumorease sobre su estado de salud. «Es con gran pesar que les informo que hoy, 17 de marzo de 2021, a las 18.00 horas, perdimos a nuestro valiente líder, el presidente de Tanzania, John Pombe Magufuli», comentó Samia Suluhu Hassan, afirmando que padecía de problemas cardíacos desde hace 10 años.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En todo momento, son muchas las organizaciones encargadas de proteger los derechos humanos, las que afirmaban que P. Magufuli tomó una manera de actuar autoritaria, con constantes ataques a la oposición y el retroceso de las libertades fundamentales. Era él mismo el que exponía que su país, Tanzania, estaba "liberada" del covid-19 gracias a las oraciones, y que las múltiples muertes sucedidas durante la pandemia, se debían principalmente a la neumonía, nada de covid.

Por otra parte, Tundu Lissu, el líder de la oposición y exiliado en estos momentos en Bélgica, hace una semana cuestionó el estado del presidente, exponiendo que el mismo había contraído el coronavirus y la situación se había agravado, ya que contaba con anteriores problemas de salud.

El pasado verano, en julio, el presidente Magufuli dio por finalizada la etapa de la covid en su país, y desde ese momento, tanto este como muchos otros funcionarios, siguieron sus pasos y dejaron de utilizar materiales de protección como las mascarillas y cuestionaron la eficacia de las propias pruebas d detección de este virus, atacando, en tercer plano, a las vacunas. «Deben permanecer firmes. Las vacunas son peligrosas. Si el hombre blanco fuera capaz de crear vacunas debió haber encontrado una para el sida, para la tuberculosis, para la malaria, para el cáncer», aseguró.

Momentos de tensión para el país y que el 21 de febrero, rectificando con lo anteriormente expuesto, pidió a los ciudadanos que usasen mascarilla tras la muerte del vicepresidente del archipiélago de Zanzíbar, Maalim Seif Sharif Hamad, quien dio positivo por covid-19.

Situación de la covid en Tanzania

Una vez los contagios por covid-q9 empezaron a trascender en todo el mundo, fueron muchos los países los que dieron el paso de cerrar escuelas, espacios de trabajo y fronteras internacionales para frenar la expansión de este mismo.

Momentos antes de la muerte del máximo mandatario de Tanzania, John Magufuli había despedido al viceministro de Salud del país, Faustine Ndugulile, un microbiólogo de 51 años que llevaba tres años en el cargo.

Por ahora, tanto Kenia como Zambia, países vecinos a Tanzania, han cerrado sus fronteras con esta anterior. A día de hoy, los últimos datos oficiales confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) tan solo ha confirmado un total de 509 casos por covid y 21 fallecidos. Datos oficiales pero muy relativos, ya que solo se han realizado 652 test en todo el país, según lo afirma el Centro Africano de Control de Enfermedades (África CDC).