Imagen de archivo de un bebé

Pierde la vida un bebé mientras dormía al quedar arrinconado

Los familiares del menor le encontraron atrapado entre la cama y la pared

Un desgarrador acontecimiento ha tenido lugar en el barrio de Jardim Carioca, cerca de Río de Janeiro (Brasil). Un bebé de tan solo dos meses ha fallecido en su domicilio tras haberse quedado arrinconado entre la cama y la pared. 

Los familiares del menor le encontraron allí atrapado, con signos de asfixia y sin responder a estímulos. Rápidamente alertaron a los servicios de emergencia. Miembros del Cuerpo de Bomberos y del Servicio de Auxilio Móvil de Urgencia (Samu) se desplazaron con urgencia hasta el lugar y le practicaron al bebé maniobras de reanimación durante más de 40 minutos, pero ya era tarde. 

El pequeño se encontraba en paro cardíaco cuando los efectivos de los servicios de emergencias llegaron al domicilio y no pudieron hacer nada para salvarle la vida. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Los familiares del menor ya le habían intentado reanimar sin éxito, los bomberos siguieron con el masaje cardíaco y con maniobras de respiración manual hasta que llegó el Samu. Los médicos le inyectaron medicación para estimular la reanimación en cuanto se personaron en el lugar, pero ninguna de todas las maniobras surtió efecto. 

Según la información que han proporcionado los medios locales de Brasil, el bebé nació prematuro y el próximo 16 de marzo habría cumplido tres meses de vida. 

Este desgarrador acontecimiento ha demostrado la importancia de vigilar con gran precaución a los niños incluso dentro de casa y ha recalcado el peligro que pueden suponer los muebles y los electrodomésticos. 

Fallece un bebé atrapado en una lavadora

El fallecimiento de este bebé de dos meses ha tenido lugar tan solo unos días después de que se produjera un acontecimiento similar en Christchurch, una localidad de Nueva Zelanda. 

Un menor de dos años falleció tras haber quedado atrapado en el interior de una lavadora. Al parecer, el niño habría trepado hasta el interior y la puerta se cerró accidentalmente. 

El niño fue encontrado inconsciente pero con vida. Los servicios de emergencias se desplazaron rápidamente hasta el lugar y trasladaron con urgencia al bebé hasta el hospital, pero poco tiempo después de ser ingresado falleció. 

A pesar de que todo parece apuntar a que fue un accidente y que el menor se metió por voluntad propia en el interior del tambor de la lavadora, la policía ha abierto una investigación pertinente sobre lo sucedido y para esclarecer los hechos que terminaron la vida de este pequeño. 

Fallece una niña de 18 meses tras atragantarse con una piruleta

El pasado 23 de febrero también se produjo un acontecimiento similar en México. Una niña de tan solo 18 meses murió tras atragantarse con una piruleta. 

Poco después de darle el dulce los padres de la pequeña empezaron a notar signos de ahogamiento en ella, por lo que rápidamente llamaron a los servicios de emergencias y le practicaron las maniobras correspondientes sin éxito. 

Los sanitarios se desplazaron rápidamente hasta el lugar y trasladaron a la niña en la ambulancia, pero durante el trayecto empezó a empeorar por el largo período de tiempo que había permanecido sin oxígeno en los pulmones. 

La niña logró llegar con vida al hospital, pero con un complicado cuadro respiratorio. A pesar de esto, los médicos lograron realizarle varias RCP hasta que finalmente consiguieron sacar el trozo de piruleta que estaba obstruyendo sus vías respiratorias.

Sin embargo, los esfuerzos de los doctores no sirvieron de nada. La menor ya no presentaba signos vitales cuando finalmente se le extrajo la golosina. La pequeña falleció por «asfixia por atragantamiento con una piruleta». 

Tras la concreción del papeleo propio de la defunción por parte de las autoridades mexicanas y del ministerio público, el cuerpo sin vida de la niña fue devuelto a sus padres para que pudieran proceder al velorio y al entierro.