Aitor Gandiaga, futbolista fallecido a los 23 años, en una imagen de archivo

'Un golpe durísimo': el dolor tras el fallecimiento de Aitor, jugador de fútbol de 23 años

Aitor Gandiaga perdió la vida tras colisionar su coche contra un autobús

Luto en el mundo del fútbol español por la muerte de un joven futbolista vasco hace tan solo unas horas por un desgraciado accidente de tráfico. Un joven de tan solo 23 años murió este domingo 3 de enero al impactar el coche en el que viajaba con un 'bizkaibus' en la BI-633, a la altura de Markina-Xemein. Luctuosa noticia para el fútbol vasco, que pierde a un joven jugador con proyección en el deporte rey.

El chico que ha perdido la vida es el futbolista Aitor Gandiaga, según informaron ayer fuentes del Gernika, el club de Tercera División del País Vasco donde jugaba esta temporada. Gandiaga era un joven jugador de fútbol muy reconocido y querido a partes iguales en la provincia de Vizcaya, ya que había estado hace años en la cantera del Athletic Club de Bilbao y en el Eibar, además de residir en la actualidad en Markina. Una persona más habría sido herida en el accidente y fue trasladada al hospital de Galdakao, según apuntó la Ertzaintza a los medios de comunicación.

Según las informaciones aportadas hasta este lunes, en el momento del accidente mortal de Aitor Gandiaga iban en el autobús no más de cinco personas. Ninguno de los pasajeros que iban en el vehículo resultó herido de cierta importancia, según comunicó a 'El Correo' el diputado de Transportes y Movilidad Sostenible, Miguel Ángel Gómez Viar, que mandó de manera inminente «el pésame a la familia del fallecido».

Así fue el trágico accidente del joven futbolista Aitor Gandiaga

«Quiero también trasladar mi apoyo y ánimo al conductor, que espero que se recupere pronto», afirmó Gómez Viar. Tras el grave accidente con el coche, que era un Peugeot 307, uno de los pies del chófer del 'bizkaibus' quedó atrapado y tuvo que ser atendido por los profesionales sanitarios llegados al lugar, al igual que otra ciudadana que sufrió el mismo percance. A su vez, otro de los viajeros que estaba en el autobús y que tuvo un fuerte dolor en el pecho por un golpe considerable fue trasladado al hospital, pero no pasó a mayores y fue controlado en el centro sanitario vizcaíno.

El 'bikaibus' accidentado, correspondiente a la línea 3915 que hace cada día la ruta Ondarroa-Durango-Bilbao, «había partido a las 17.10 horas de la cabecera», tal y como aseguró el diputado. El fatal accidente de tráfico tuvo lugar tan solo media hora después, por razones que a esta hora aún no han salido a la luz, en las cercanías del cruce de Iruzubieta, en Markina-Xemein.

Se trata de una agrupación de caseríos con una senda como acceso que lleva a la BI-633. El accidente generó el cierre en ambos sentidos de la calzada hacia Ondarroa, la ruta que parte hacia el puerto de Trabakua, un punto negro en la red de carreteras de Vizcaya desde hace muchos años.

Numerosas condolencias por Aitor en el mundo del fútbol

La temprana pérdida del joven Aitor Gandiaga generó una gran conmoción en el fútbol vasco. «Gandiaga era un chaval muy querido en la plantilla. Estamos todos destrozados. Es un golpe durísimo», confesó este domingo uno de los responsables del Gernika, que medita solicitar el aplazamiento del siguiente partido del grupo 4 de Tercera División del País Vasco, que le enfrentaría al Deusto el 5 de enero

«Enorme dolor por un cachorro que dejó huella en Lezama» escribió también el Athletic Club de Bilbao en sus redes sociales. Además, algunos jugadores rojiblancos como Iker Muniain o Ibai Gómez, tuvieron palabras de recuerdo para el joven Aitor. «No me lo puedo creer», publicó en redes sociales el de Santutxu, al igual que el Eibar.