Dos personas haciendo cola para entrar en un estanco

El precio del alcohol y el tabaco cambiarán pronto en España

Todo dentro de la estrategia de lucha contra el cáncer

Es un mensaje que acostumbra a ser recurrente. Entre las prioridades de muchas administraciones y gobiernos está la lucha por mejorar la salud de sus ciudadanos. Y uno de los principales factores que se intenta prevenir es la aparición de cánceres, cuyo día mundial tiene lugar precisamente este jueves 4 de febrero. Es por eso que con esta fecha tan cercana desde Europa se ha querido lanzar un mensaje para intentar reducir el consumo de dos de las sustancias que más cánceres acaban causando: el alcohol y el tabaco. 

Y la estrategia sobre este asunto de la Comisión Europea es clara: «Hay que aumentar la fiscalidad, es una herramienta fundamental». Así lo explicaba el vicepresidente comunitario Margaritis Schinas en la presentación del plan para combatir el cáncer en la Unión Europea previsto por el ejecutivo europeo. La intención es que todos los países miembros aprueben una subida general de los impuestos al alcohol y al tabaco para combatir el que posiblemente es el principal problema de salud en el continente, en situaciones de normalidad sin la presencia de una pandemia como la del coronavirus. Una subida fiscal que ya podría estar entre los planes del Gobierno.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Actualmente, aunque Europa representa solo el 10% de la población mundial sus ciudadanos tienen la cuarta parte de los cánceres diagnosticados en todo el planeta. Y los cálculos que hacen desde Bruselas es que el número de cánceres se pueda incrementar hasta un 25% en los próximos 15 años. 

Los cambios en Europa sobre el alcohol y el tabaco

Sobre el consumo de alcohol en Europa,  la Comisión Europea recuerda que es uno de los «más altos» del mundo y que «el cáncer atribuible al alcohol es un problema de salud importante». Pese a todo, creen que «la conciencia sobre el alcohol como factor de riesgo de cáncer es baja». 

Este es el motivo que ha llevado a que se haga una revisión de «la fiscalidad del alcohol». Pero no solo eso, la intención es también analizar «la legislación fiscal de la UE sobre la compra transfronteriza de productos alcohólicos», en una clara referencia a la diferencia de precios existente entre algunos países de la unión. Además se estarían preparando también importantes cambios «en el etiquetado». 

En lo que respecta al tabaco, la Comisión Europea afirma que está detrás del 15 o el 20% de los casos de cáncer en el continente. Por esa razón ven necesaria regular este producto de manera «más estricta», haciendo hincapié en los impuestos sobre todos los tipos de tabaco, pero también sobre «la fiscalidad de los productos nuevos», en una referencia a los vapeadores. 

Otro de los objetivos es introducir cambios en «la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco en las redes sociales y los servicios online». Además Schinas marcaba varias prioridades: «Elevar el tipo mínimo, la armonización de la fiscalidad de los nuevos productos y la lucha contra el fraude y el movimiento de tabaco fraudulento». La Comisión Europea también tendría sobre la mesa la creación de zona libres de «cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentados». 

Clara advertencia sobre la mala alimentación

En su plan contra el cáncer, la Unión Europea también dedica un apartado especial a la alimentación. Recuerdan que la dieta puede influir en el riesgo de cáncer muchos años antes del diagnóstico de cáncer, ya durante la niñez». Por eso insisten en recomendar el aumento de la ingesta de verduras, frutas o cereales integrales y la casi eliminación total de carnes rojas, carnes procesadas o bebidas azucaradas. Y para llevar a cabo este ambicioso plan contra el cáncer se han dispuesto diversas herramientas que contarán con una financiación total de 4.000 millones de euros.