Mesa preparada para Navidad

'Sí, podemos salvar la Navidad; solo hay que ver cuántos fallecidos queremos'

El científico español considera que estamos cerca a que esto 'se desmadre de nuevo'

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

El científico español Elvis García, es una eminencia en el estudio de las epidemias del cólera en Haití, Chad o Uganda; de ébola en Liberia y de virus sobre problemas nutricionales en Somalia. Asimismo, ha trabajado haber con organizaciones humanitarias en Afganistán, Yemen o Darfur. Hoy en día es Doctor en Salud Pública por la Universidad de Harvard, donde imparte clases sobre la relación entre la lucha contra una pandemia y la arquitectura. 

García, que ya apuntó en marzo cuáles eran las tres áreas específicas en las que habría que invertir para evitar nuevas pandemias (prevención, control y respuesta), opina sobre la situación del Covid-19, su gestión y su futuro próximo. 

Un tema que está encima de la mesa de algunos políticos españoles es la llegada de la Navidad, que apunta a ser todo menos un periodo normal en plena pandemia: «El error es seguir pensando en términos de normalidad, como si nada hubiera pasado. Quisimos primero salvar la temporada turística, y así estamos. Por supuesto que podemos salvar la Navidad, solo hay que poner en la balanza cuántos fallecidos estamos dispuestos a asumir para poder ir de compras y salir de fiesta».

La recomendación de Elvis García para la próxima Navidad

«Mi recomendación es que hagan el esfuerzo por pasarlas en casa. Que hagan las compras online o por teléfono si es en pequeños negocios, o que lo escalonen en el tiempo para evitar aglomeraciones. Que busquen alternativas para compartir estos momentos con la familia utilizando la tecnología. O hacemos esto o estaremos creando las condiciones perfectas para otro pico de casos a partir de enero», afirma García.

Elvis García ve la actual situación de la pandemia muy complicada: «La situación es preocupante, pero a mí también me genera incredulidad. No tanto porque la pandemia haya vuelto a golpear, que era lo esperado, sino incredulidad por ver lo mal preparados que estaban los gobiernos. Puedo entender, que no excusar, una limitada capacidad de respuesta durante la primavera, pero ahora no hay excusa posible».

Los dos errores principales en la gestión de la pandemia

Preguntado si esperaba que la crisis sanitaria de marzo se volviera a reproducir tan pronto en otoño, García asegura que «estaba claro que no se estaban haciendo los deberes durante el verano. Se pasó muy rápido del confinamiento a la apertura del turismo, pero no se pusieron medidas activas del control de la epidemia. Es decir, limitar el aforo de bares y restaurantes es una medida de medio pelo que intenta limitar la rápida escalada de casos, pero que no ataca el problema de raíz».

El científico español habla de dos claros errores en la gestión de la pandemia: «El primero fue trasladar responsabilidades a las autonomías en lugar de un plan nacional con fondos adecuados y unificación de criterios. El segundo, que se está repitiendo de nuevo, es el de establecer medidas de restricción de movimientos para controlar la propagación de la epidemia, pero no acompañarlo de una estrategia de test y de rastreo de contactos a escala nacional. Esto es pan para hoy y hambre para mañana».

«O cambian las cosas dramáticamente, o estos picos seguirán siendo recurrentes»

En la actualidad, Elvis García ve dos líneas claras de actuación: «La primera es contener el virus con un gran confinamiento como se hizo en su momento acompañado de una política de test y de rastreo para que, una vez relajadas las restricciones, los nuevos focos, que serán pocos y puntuales, se puedan controlar rápidamente y así mantener el virus a raya. La segunda es pequeñas o grandes restricciones según la capacidad del sistema de salud para soportarlo, volver a abrir y empezar de nuevo el ciclo. Todo esto hasta la llegada de una vacuna que acabe con el virus. Habrá pocos expertos en salud pública que defiendan esta elección».

Por otro lado, el científico español cree que «o cambian las cosas dramáticamente, o estos picos seguirán siendo recurrentes. Sí que hay motivos para el optimismo, ya que a medida que entendemos mejor la enfermedad, la mortalidad desciende. Pero si el gobierno no implementa las medidas que los profesionales de la salud pública llevamos pidiendo desde el principio seguiremos enfrentándonos a una ola tras otra».

Elvis García considera «imprudente» poner una fecha de vuelta a la normalidad

Preguntado por la vuelta a la normalidad, Elvis apunta que «dependerá en gran parte de la efectividad y disponibilidad de las primeras vacunas. No descartaría un futuro próximo en el que adaptemos nuestros hábitos para convivir con el virus. Nada muy dramático, por ejemplo, puede que la gente lleve mascarillas durante ciertos periodos del año, o que hacernos test en casa después de haber ido a un evento o al tener síntomas sea tan normal como utilizar el termómetro, o que nos vacunemos todos los años como si de la gripe se tratase. Esto será un escenario bastante realista hasta que haya una vacuna de verdad efectiva a medio o largo plazo».

Por último, García opina sobre el auncio de la compañía Pfizer sobre la efectividad de su vacuna: "Esto es definitivamente un paso de gigante hacia el final del túnel. Dicho lo cual, la vacuna no es una ‘bala de plata’. Esta solución acarrea demasiadas incertidumbres. Aún con una efectividad tan alta, debemos conocer la duración de la protección, la capacidad de producción por parte del fabricante, la capacidad del gobierno para obtener las dosis necesarias, la gestión de la cadena de frío o incluso la voluntad de la gente a la hora de vacunarse», finaliza.