Personal sanitario atendiendo un paciente de Covid-19 durante la pandemia en España

Preocupación por el nuevo efecto secundario del Coronavirus. Esta es la enfermedad que provoca

Un grupo de investigadores internacional ha constatado que el virus desencadena una patología común en pacientes sanos

Desde el principio de la epidemia del Coronavirus los científicos se dieron cuenta de que este no era un virus normal, y que además de una sofisticada estrategia para llevar al paciente al colapso y a la muerte, tenía la capacidad de desencadenar otro tipo de patologías y nuevos efectos secundarios a los que ahora hay que sumar uno nuevo.

Se trata de la diabetes, una enfermedad común que el Coronavirus puede desencadenar en personas sanas y causar complicaciones en diabéticos ya diagnosticados, según advierte un  grupo internacional  de 17 destacados expertos al mando de Registro CoviDiab, un proyecto de investigación para establecer nuevos casos de diabetes  en pacientes con coronavirus.

Con este estudio, los científicos quieren comprender el alcance de las manifestaciones de la  diabetes en pacientes de Covid-19, y las mejores estrategias para la vigilancia y el tratamiento de los afectados durante y después de la pandemia.

A través de él han observado que existe una relación entre Covid-19 y diabetes, ya que por un lado la diabetes está asociada a un mayor riesgo de padecer Coronavirus y morir, y por otro lado se ha detectado un  nuevo tipo de diabetes y complicaciones metabólicas atípicas de la diabetes preexistente en personas con Covid-19.

Se cree que hasta un 30% de los pacientes que murieron con Covid-19 tenían diabetes, aunque todavía no está claro como el SARS-CoV-2 afecta a la diabetes. Investigaciones precedentes afirman que la ECA-2, proteína que permite al virus entrar en las células humanas, no sólo se encuentra en los pulmones sino también en los órganos y tejidos que participan en el metabolismo de la glucosa, como el páncreas, el intestino delgado, el hígado y el riñón.

Un nuevo tipo de diabetes

La hipótesis que manejan los investigadores es que al entrar en esos tejidos, el virus puede causar múltiples y complejas disfunciones del metabolismo de la glucosa, lo que explicaría la aparición de diabetes en pacientes sanos y la complicación en cuadros diabéticos. También se sabe desde hace años que las infecciones virales pueden precipitar la diabetes de tipo 1.

Según  Francesco Rubino, director del proyecto, «dado el corto período de contacto humano con este nuevo coronavirus, el mecanismo exacto por el cual el virus influye en el metabolismo de la glucosa aún no está claro y no sabemos si la manifestación aguda de la diabetes en estos pacientes representa el clásico tipo 1, el tipo 2 o posiblemente una  nueva forma de diabetes».

La relación entre diabetes y coronavirus fue advertida desde el principio por los médicos y científicos, pero ahora queda confirmada con este estudio en el que, además se pone en alerta sobre el riesgo que supone la vinculación de ambas patología: «Es una de las enfermedades crónicas más frecuentes, y ahora no estamos dando cuenta de las consecuencias del inevitable choque entre dos pandemias».