Control de carretera de la guardia civil durante el confinamiento por el coronavirus

La decisión de cada comunidad autónoma con los confinamientos por Semana Santa

La mayoría aboga por mantener los cierres perimetrales todo el mes de marzo y abril, incluyendo las fiestas

La tarde de este miércoles, 3 de marzo, puede ser decisiva para saber qué restricciones habrá vigentes en España la próxima Semana Santa, que llegará entre finales de este mes y principios de abril.

Sanidad y las comunidades autónomas se reúnen en un nuevo Consejo Interterritorial de Salud para establecer una estrategia conjunta de limitaciones ante las evidencias de que los distintos planes de las comunidades para Navidad no funcionaron bien, y con la intención de evitar una cuarta ola del coronavirus

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Las dos restricciones más generalizadas en todo el país desde el pasado mes de octubre han sido los confinamientos perimetrales de las comunidades autónomas, para reducir la movilidad entre regiones donde la situación pandémica es distinta; y el toque de queda, para reducir la movilidad innecesaria durante la noche e impedir, o dificultar, la celebración de fiestas y reuniones. 

Estas dos son las medidas que están sobre la mesa para las próximas semanas, y en ambos casos parece que casi todas las regiones coinciden en mantenerlas, pero no es una posición unánime. 

Hay varias comunidades que han señalado de forma contundente que su intención es mantener los cierres perimetrales, en algunos casos hasta mayo, cuando vence el estado de alarma actual. Se trata de Cataluña, la Comunidad Valenciana, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja y Cantabria.

En cambio, Madrid ya ha anunciado que pretende levantarlo, y otras como Canarias, Baleares y Extremadura no están completamente cerradas a empezar a recibir viajeros ahora que tienen la situación relativamente controlada. 

Galicia, por ahora, es la comunidad que más ha evitado hablar sobre el tema. El presidente, Alberto Núñez Feijóo, fue preguntado sobre qué hará su comunidad en las próximas semanas y para Semana Santa, y se limitó a decir que «quien quiera hacer predicciones es que no conoce el funcionamiento del virus».

Comunidades que mantendrán el cierre perimetral

El ministerio de Sanidad ha puesto sobre la mesa la idea de mantener los cierres, como avanzó el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, que defendió la medida siempre y cuando sea común para todos. «Nos ha ido muy bien cuando las medidas son de carácter nacional», ha señalado.

Desde Valencia, su presidente, Ximo Puig, también apuesta por mantener todas las comunidades autónomas cerradas, aunque eso suponga retrasar todavía más la recuperación del turismo. De hecho, en esta comunidad se ha prorrogado el cierre perimetral a pesar de desescalar muchas otras. Ha hablado con sus comunidades limítrofes para hacer un frente común en este sentido, y algunas de ellas como Aragón se han mostrado a favor.

La Rioja también ha informado este miércoles que no va a levantar el cierre perimetral, hagan lo que hagan el resto de autonomías e indiferentemente de lo que se decida. La presidenta, Concha Andreu, ha avanzado que la principal preocupación de su gobierno es «evitar un repunte de los contagios», por lo que «no hay Semana Santa, no va a haber Semana Santa».

El mismo concepto se maneja desde Castilla y León, donde ya adelantaron hace unos días que este año lo mejor es «hacer como que no hay Semana Santa». Además, la región adoptó un cierre perimetral indefinido hasta el final del estado de alarma, por lo que no van a levantarlo hasta mayo. 

Cataluña, por su parte, no es muy partidaria de un plan de restricciones comunes, porque sus autoridades creen que la situación epidemiológica no es la misma en todas partes, por lo que han señalado que tomarán las decisiones que crean convenientes, independientemente de las decisiones que se adopten en el Consejo Interterritorial. De momento, todo apunta a que Cataluña tampoco levantará el confinamiento de toda la región, aunque están abiertos a plantear una apertura del cierre comarcal.

Todo apunta a que Andalucía tampoco levantará su confinamiento perimetral, ya que según palabras de su consejero de Salud, Jesús Aguirre, la apertura que se producirá en las próximas semanas «será posiblemente menor de la que se piensa». Aun así, están dispuestos a contemplar las distintas opciones más adelante, en función de cómo evolucione la situación.

Asturias también quiere mantener el cierre perimetral en Semana Santa a pesar de que la curva de casos siga bajando, ya que consideran que «hay que sacrificar la Semana Santa» para evitar repuntes como el que siguió a Navidad, según palabras del presidente, Adrián Barbón.

Cantabria se posiciona en el mismo sentido, y creen que el confinamiento perimetral no debería levantarse hasta que la incidencia baje a 50 casos, como pide el Ministerio de Sanidad. Revilla estaría dispuesto a abrir las fronteras solo si se cumple ese criterio, algo que parece que no ocurrirá, ya que el descenso actual es mucho más lento que hace quince días.

En contra de aliviar restricciones está también la Región de Murcia, y su presidente, Fernando López Miras, ha señalado que «estamos en mitad de una pandemia, todavía no hay un porcentaje suficiente de la población inmunizada. Esta Semana Santa tendrá que ser diferente». 

El País Vasco tampoco se plantea reabrir sus fronteras en Semana Santa, y su lehendakari, Iñigo Urkullu, cree que será «muy difícil» pensar en una «movilidad indiscriminada» para esas fechas. 

Comunidades que se plantean acabar con el confinamiento

En el otro lado de la balanza hay otras regiones que podrían plantearse levantar el cierre perimetral o valorar algún tipo de medidas que permitan los desplazamientos. De hecho, una de ellas ya ha avisado de que lo levantará.

Madrid ha insistido en que quiere levantar el cierre perimetral para Semana Santa y permitir la llegada de turistas, aunque se muestran a la expectativa de lo que ocurra en la reunión de esta tarde. Además, también están valorando ya levantar el toque de queda y permitir la libre circulación de los ciudadanos por las calles a cualquier hora del día, a pesar de que sigue siendo la comunidad con mayor incidencia acumulada tras Ceuta y Melilla. 

Canarias también ha descartado imponer el cierre perimetral durante las vacaciones de Semana Santa, pero sí que se plantean establecer «mecanismos de dureza» para el control de los pasajeros que lleguen a las islas por el posible repunte de contagios que se ha producido siempre después de las fiestas, y de hecho el Carnaval ya ha provocado aumentos de los casos en casi todas las islas. 

Baleares no se ha pronunciado abiertamente sobre el cierre perimetral, pero su consellera de Salut, Patricia Gómez, ha avanzado que sí que podrían aplicarse «medidas específicas» durante la Semana Santa para evitar contagios. Una de esas medidas sería reducir el umbral de incidencia acumulada por el que piden a los pasajeros una PCR negativa, que hoy está establecido en los 150 casos en la comunidad de donde procedan los viajeros.

Las previsiones del gobierno de Extremadura para Semana Santa pasan por mantener abierta la comunidad, aunque esperarán al acuerdo alcanzado con el resto de autonomías y Sanidad para tomar una decisión. Lo que sí se están planteando ya es retrasar el toque de queda, ya que actualmente es la región con la menor incidencia acumulada.