Un hombre mirando por la ventana en época de confinamiento

Un exdirectivo de la OMS explica cómo debería ser el confinamiento en España

El experto ha explicado que el toque de queda y los confinamientos perimetrales son útiles, pero no suficientes

Diez días después del fin de la época navideña, los casos en España no hacen más que subir como consecuencia de las reuniones durante estas fechas tan señaladas.

Este incremento de contagios hace que los expertos se preocupen y den su opinión sobre lo que se debería hacer para frenar la expansión del virus, llegando a ser protagonistas de algunos programas de radio y televisión. 

Uno de ellos es Daniel López Acuña, epidemiólogo y exdirector de acción sanitaria en situaciones de crisis de la OMS, que ha hablado para el programa de Antena 3 'Espejo Público', dando su opinión sobre cuál sería la forma óptima para reducir la curva de contagios. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Según ha explicado para el programa de 'Antena 3', el experto es partidario de un confinamiento domiciliario que dure de 15 días a un total de cuatro semanas. Es decir, un confinamiento corto pero efectivo. 

«La incidencia tan alta que estamos viendo es consecuencia de un conjunto de factores, especialmente haber relajado las medidas y haber sido tan permisivos con todas las celebraciones navideñas desde el Black Friday hasta Reyes, que es un periodo muy largo» ha explicado, haciendo hincapié en que no se le puede atribuir solo a la cepa británica la alta incidencia que se está viendo en nuestro país. 

Ha continuado explicando que, además, estamos en medio de la temporada invernal, con más reuniones y actividades que se realizan en los interiores y que cuentan con «una ventilación precaria en muchos lugares». 

«Confinamiento corto pero efectivo»

López Acuña explica que «tenemos que entender que un conjunto de factores y tenemos que emprender una acción más contundente y decisiva para frenar la curva. Creo que nos beneficiaríamos muchísimo de un confinamiento domiciliario corto, pero efectivo». Como explicábamos antes, el experto cree que lo óptimo sería un confinamiento con una duración de 15 días a 4 semanas.

Y es que, según ha explicado, los confinamientos perimetrales y el toque de queda son medidas útiles, pero no suficientes para frenar la expansión del virus hoy por hoy. «Hasta que no emprendamos un confinamiento más contundente como el domiciliario no se lograra influir sobre la pendiente de la curva y abatirla» explicaba el experto. 

«Lo que no podemos pensar es que con las medidas que tenemos hoy y con los límites que establece el actual estado de alarma vamos a tomar las medidas que necesitamos para frenar esta tercera hora de la pandemia», continuaba advirtiendo. «Tenemos que ir a modificar este estado de alarma, amplificar o los horarios de toque de queda o la posibilidad de poner en marcha confinamientos domiciliarios.»

Salvador Illa descarta el confinamiento domiciliario 

Este sábado 16, Salvador Illa ha confirmado que, de momento, se descarta el confinamiento domiciliario. En cambio, sí que ha explicado que existe la posibilidad de ampliar los toques de queda y modificar el tramo horario en las comunidades autónomas. «Si hay que cambiar esta franja horaria vamos a hacerlo hablando con todo el mundo» ha advertido. 

El ministro de Sanidad ha explicado que los instrumentos con los que contamos actualmente deberían ser suficientes para doblegar esta ola de contagios sin tener que recurrir al confinamiento domiciliario. 

El jueves 14 de enero, Fernando Simón ya explicó que se descartaba recurrir a este tipo de confinamiento. «Si queremos evitar la transmisión se puede evitar porque todo el mundo se quede en su casa, pero no todo el mundo se puede quedar en su casa» explicaba el experto. 

«El otro pensamiento es: que salga quien tiene que salir con las medidas adecuadas. Ese es el concepto que estamos aplicando en España» afirmó el epidemiólogo.