ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Nichos de un cementerio con flores

Le dan cita para vacunarse en España y descubren que lleva 13 años fallecida

El sistema de salud canario no había dado de baja a la mujer y la familia se llevó una sorpresa al recibir la llamada

En España, la campaña de vacunación ha cogido velocidad y ya se están administrando las dosis a los mayores de 80 años. Este es uno de los grupos prioritarios por su vulnerabilidad, y desde el 15 de febrero se les está llamando desde los centros de salud. En uno de ellos, en Canarias, se ha producido una situación curiosa.

El Servicio Canario de Salud se puso en contacto con la familia de una mujer que lleva 13 años fallecida y a la que llamaban para ponerse la vacuna. Ha sucedido en Las Palmas, donde el centro médico tenía el nombre de la mujer en la lista del Grupo de 5 de la Estrategia de Vacunación.

La familia, extrañada, informó al instante de que la mujer lleva años fallecida y en el centro corroboraron que se trata de un error administrativo. La mujer, al fallecer, no había sido dada de baja y, a pesar de haber pasado ya más de diez años de su muerte, su nombre seguía en la lista del sistema de salud.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La hija de la fallecida explica la sorpresa que llevó al recibir la llamada: «Me quedé en shock porque mi madre el próximo día 2 de abril hará 13 años que falleció». Asegura que cuando recibió la llamada no podía creer lo que estaba escuchando, y no entiende cómo su madre podía estar aún dada de alta cuando «no había ido al médico ni a solicitar medicamentos».

Sin embargo, la Consejería de Sanidad no lo ve tan extraño, ya que asegura que estos casos son muy excepcionales y aislados pero pueden ocurrir. La coordinadora del plan de vacunación, Begoña Reyero, explica que a veces las bases de datos no están actualizadas y «en todo este período de vacunación y rastreo han salido a la luz algunos casos así».

Al haber permanecido en el registro del sistema sanitario público, la mujer era una potencial usuaria de la vacuna por estar dentro de la población mayor de 80 años. Formaba parte de las 70.073 personas que deben ser inmunizadas en Canarias, y a las que se prevé vacunar en las próximas semanas gracias a la llegada de más dosis de Pfizer y Moderna.

Ya ha sucedido otras veces

El caso de esta mujer no es aislado. Hace algo más de un mes, Dolores Fernández, una mujer fallecida en 2007, y que ahora tendría 107 años, fue llamada para vacunarse en el Hospital de Úbeda, en Jaén. Se la casualidad de que su nieta, Lola Marín, es alcaldesa de una localidad jerezana, Baeza, y compartió en redes sociales lo que definió como «una nota de humor negro en estos días de pandemia».

Hay casos aún macabros, como el de la mujer escocesa a la que llamaron para vacunarse y que descubrieron muerta en su casa después de 12 años. El personal sanitario, extrañados de que la mujer no respondiera a la llamada, acudieron a su casa y descubrieron el cadáver momificado de la mujer: llevaba años sin vida y nadie la había echado de menos.

La vacunación avanza a buen ritmo

Más allá de la anécdota, esta semana se ha conocido una buena noticia sobre la campaña de vacunación en Canarias: en esa comunidad, los centros sociosanitarios ya están libres de coronavirus. El 97% de las personas usuarias y el 94% de las plantillas que trabajan en las residencias ya están inmunizadas. 

El Gobierno canario, a través de la consejería de salud, ha expresado su optimismo por los buenos datos de vacunación. Esto abre nuevas perspectivas, porque la vacunación en los centros sanitarios va acompañada de una reducción drástica de la mortalidad. 

Esto, mientras la comunidad sigue vacunando a los mayores de 80 años y se prepara para afrontar una nueva fase de la vacunación con los mayores de 70 y población de riesgo. La llegada de nuevas vacunas y de más dosis favorecerá la aceleración de la vacunación, mientras los canarios empiezan ya a mirar a las vacaciones de Semana Santa y la temporada de verano.