Christina Ozturk y sus 11 hijos

Christina, la mujer que tiene 11 hijos a los 23 y quiere llegar a los 100

La joven desea llegar a superar el centenar antes de cumplir los 30

La gran cantidad de hijos que tiene Verdeliss, quien recientemente ha compartido sus problemas de salud, es algo que ha conseguido sorprender y enamorar a sus seguidores a partes iguales. Pero si los siete retoños de la exconcursante de 'Gran Hermano Vip' han conseguido impresionar a sus fans, con el caso de Christina Ozturk se quedarán sin palabras. 

Christina es una joven rusa que con tan solo 23 años ya ha conseguido formar su propio equipo de fútbol. Esta influencer, que cuenta con más de 65 mil seguidores en Instagram, acaba de darle la bienvenida a su undécimo retoño. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

A pesar de tener once hijos, solo su hija mayor, Vika, ha sido concebida de forma natural. Los otros diez niños han sido gestados mediante gestación subrogada

«Yo misma di a luz a mi hija mayor, Vika, hace seis años. El resto de los niños son genéticamente de mi esposo y míos, pero fueron cargados por sustitutos», ha explicado Christina a 'Newsflash'. 

La influencer muestra cómo es el día a día en su cuenta de Instagram y aunque ya cuenta con un equipo de fútbol propio, en una de sus publicaciones aseguró que su intención es llegar a superar los 100 hijos para formar la familia más grande del mundo. 

Christina Ozturk desea lograr su objetivo antes de cumplir los 30 años. Pero para llegar a cumplir este deseo, la joven rusa debería tener más de 10 hijos al año. 

El origen de esta historia

Todo esta historia empezó cuando la influencer se fue de vacaciones a Batumi, Georgia, y allí conoció al empresario turco Galip Ozturk, de 56 años. A pesar de la gran diferencia de edad que les separaba, ambos decidieron emprender una vida juntos con la idea de tener una gran familia y Rusia aquel era el lugar ideal para ello.

El país natal del marido de Christina permite usar libremente el servicio de madre de alquiler, cada una de las cuales cuesta alrededor de 8.000 euros. La joven ya era madre de Vika cuando conoció a su pareja, pero decidió recurrir a la gestación subrogada para tener a sus siguientes diez hijos. 

«La clínica de Batumi nos elige a las madres sustitutas y asume toda la responsabilidad del proceso. No las conocemos personalmente ni tenemos contacto directo con ellas para evitar problemas después del embarazo», ha señalado la influencer al mismo medio. 

A pesar de que no conocen a las personas que llevan nueve meses a sus hijos en el vientre, a la pareja les gusta tener control sobre lo que comen. Christina les elabora planes nutricionales para que ellas. 

«Solo queremos felicidad para nuestros hijos»

La influencer y su marido están dispuestos a invertir hasta 9 millones de euros para conseguir llegar al objetivo de convertirse en la familia más grande del mundo.

Ambos han dejado claro que el dinero no es un problema para ellos, tal y como ella misma ha explicado recientemente en una publicación en su cuenta de Instagram. «Hemos previsto el componente financiero para más de una generación por adelantado, no os preocupéis por eso», ha aclarado. 

Tanto a Christina como a Galip les encanta su vida y estar rodeado de sus once hijos, aunque eso conlleve tener que comprar pañales para todo un equipo de fútbol.

«Mi marido y yo queremos una sola cosa: felicidad para nuestros hijos. Por este motivo, intentamos vivir por ellos. Ambos estamos poniendo todos nuestros esfuerzos en una educación decente para ellos».

Aunque Christina ejerce el papel de mamá «estricta» y Galip el de papá «permisivo», los dos han conseguido formar una preciosa familia que quieren seguir ampliando y en la que la felicidad está por encima de todo.